Airbnb informó este jueves que casi un cuarto de los viajeros que utilizaron su plataforma entre enero y marzo reservaron alojamiento para 28 días o más, una tendencia que se acelera con la pandemia.

Esta cifra es 14% más alta que en 2019, antes de que la pandemia sacudiera la economía mundial, indicó la empresa al publicar sus resultados trimestrales.

Un número creciente de viajeros descubre que no necesitan estar atados a un lugar único de vida y de trabajo", señaló Airbnb en una carta a sus accionistas.

Las estadías de siete días representaron aún la mitad de las reservas del trimestre.

La plataforma obtuvo ingresos por 887 millones de dólares, por encima de lo esperado y 5% más que en el primer trimestre de 2020.

Pero tuvo pérdidas netas por 1,200 millones de dólares que se debieron principalmente al pago de préstamos y a gastos por remuneraciones en acciones.

"Pensamos que los cambios observados en el sector de viajes son de larga duración", sostuvo la firma. "El mundo no volverá jamás a la situación anterior" a la pandemia, "y eso quiere decir que la industria de viajes tampoco lo hará".

"Pero los viajes comienzan a ganar fuerza" y "esperamos el mayor repunte que se haya visto", señaló la empresa, tras el derrumbe del sector por la pandemia de coronavirus.