Las acciones de la firma de autos eléctricos Tesla Inc. se dispararon este lunes en Wall Street, en la primera jornada de negociaciones de 2022. Con un avance de 13.53% hasta 1,199.78 dólares, encabezó las ganancias en la plaza bursátil y se ubicó a menos de 50 dólares de su récord histórico.

 

El fuerte movimiento en el precio se registró después de que la compañía reportó cifras superiores a las expectativas del mercado en cuanto a entregas de vehículos. El cuarto trimestre de Tesla fue marcado por una entrega de 308,000 que se compara contra una expectativa de 263,000 autos.

Algunos analistas mencionaron que el resultado, con el cual la empresa sumó 936,172 unidades, fue aún más destacado al tomar en cuenta los problemas que se registraron durante 2021 en la cadena de suministro, así como la escasez de chips que sí afectó a gigantes firmas tecnológicas.

Los datos de Tesla fortalecen las expectativas para la demanda de autos eléctricos. La compañía rival china Nio, con un precio para su ADR muy por debajo, se apreció 5.65% a 33.47 dólares. Las entregas de Nio crecieron 44%, una marca para la firma, que llegó a 25,034 vehículos en el año.

Nikola, otra de las compañías más famosas de autos eléctricos, pero que no ha tenido comportamiento similar al de sus pares en fechas recientes, también registró un fuerte avance este lunes. Sus papeles cerraron la sesión con una ganancia de 3.75% en 10.24 dólares por unidad.

jose.rivera@eleconomista.mx