El precio de las acciones de Aeroméxico registró un aumento de 2.93% para cerrar en 7.02 pesos por título en la sesión del miércoles 3 de junio en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), a pesar de que Moody's Investor Service le degradara la calificación crediticia a la aerolínea mexicana el martes, desde “B2” hasta “Caa1”.

La calificación asignada se trata de una nota con grado especulativo, con mala reputación y de alto riesgo crediticio, que refleja el impacto de la crisis sanitaria por Covid-19 y la reducción de en el tráfico de pasajeros, de acuerdo con la agencia Moody's.

Carlos Hernández García, analista senior de mercados bursátiles en Casa de Bolsa Masari, indicó que “Aeroméxico registra niveles importantes de cash que le podrían permitir hacer frente a las obligaciones de corto plazo, aunado al hecho de que colocó deuda. Hacia adelante, los mercados seguirían considerando la velocidad con la que se reactiven los flujos operativos, comparado con sus obligaciones de corto y largo plazo”.

La aerolínea mexicana tiene una caída de 55.12% en el 2020, y a diferencia de otras empresas en la BMV, la compañía aún no registra indicios de recuperación en el mercado bursátil, sin embargo, a nivel global hay una disminución de percepción de riesgos, “es probable que el mercado está considerando un rebote de la actividad económica en el tercer trimestre del año”, comentó Hernández.

Los estrategas de Moody’s opinaron en el análisis que la pandemia del coronavirus conducirá a un periodo de cortes severos en el tráfico de pasajeros para el resto de 2020, con cancelaciones de vuelos parciales o totales a nivel mundial.

El sector de las aerolíneas comerciales ha sido uno de los más afectados por la pandemia que ha obligado a la suspensión de vuelos y a que los aviones se queden en tierra desde mediados de marzo para evitar que el Covid-19 se propague.

Amín Vera, director de análisis económico de Black Wallstreet Capital (BWSC), comentó que “la mala perspectiva de Aeroméxico es algo que viene desde hace tiempo y, el mercado ya lo había descontado. De hecho, en lo que va del año la acción ha perdido 50% de su valor sin realmente haber tenido una noticia particularmente mala; ni siquiera lo del coronavirus, que solamente aceleró la tendencia a la baja”.

Aeroméxico, explicó Vera, ya cotizaba desde hace más de un mes en niveles acordes a una empresa en riesgo de impago, e incluso por debajo de lo que se podría esperar en caso de que no pueda cumplir con los cupones de alguno de sus bonos.

“Existe una potencial quiebra y la visión del mercado cambia mucho con respecto a tiempos más normales. La emisión de deuda que la firma realizó recientemente, en otras condiciones esa colocación, con una tasa del 9% sería algo negativo, pero hoy significa un balón de oxígeno que podría ayudarlos a sobrevivir hasta que el tráfico de pasajeros regrese a niveles más ‘normales’ en el futuro", aclaró el analista de BWSC.

[email protected]

kg