La compañía realiza esta operación para acelerar la venta de activos de cara a su intento de conseguir liquidez para la presentación del nuevo plan de viabilidad, que tendrá lugar en marzo.

Abengoa ha cerrado hoy un acuerdo para vender a uno de sus socios la participación que posee en la planta solar que tiene en Abu Dabi, denominada Shams-1.

En concreto, el grupo español ha traspasado el 20% que tiene en esta planta al grupo árabe Masdar, venta por la ingresará alrededor de 30 millones de euros. Abengoa poseía esta participación a través de una joint venture con la petrolera francesa Total, controlada al 50%.

Con esta operación, a través de la que Masdar se hace con el 80% del proyecto Shams-1, Abengoa acelera la venta de activos para conseguir liquidez de aquí a finales de marzo, que es cuando tiene que presentar su nuevo plan de viabilidad.

Además de esta venta, Abengoa también ha traspasado su antigua sede en Madrid, en la calle General Martínez Campos, por unos 3 millones de euros, y asegura que ha recibido ofertas por el edificio de casi 8.400 m2 donde se ubicaban las antiguas oficinas centrales de la compañía en Sevilla, "así como de otros activos inmobiliarios y terrenos propiedad de la Abengoa y localizados en otras geografías".

La empresa señala que, en conjunto, las ofertas recibidas superan los 100 millones de euros, cantidad en la que ya está incluido el desembolso por Shams-1, así como el del inmueble de Madrid.

El presidente de Abengoa, José Domínguez Abascal, ha señalado que los ingresos procedentes de la venta de activos irán destinados a cubrir gastos de la compañía "para afrontar el proceso de negociación" en su actual situación de preconcurso.

fondos[email protected]