Los títulos de Fibra Hotel (FIHO) finalizaron la sesión con una caída de 1.26%, a 7.78 pesos cada uno, en la Bolsa Mexicana de Valores, un día después de haber presentado el segundo reporte trimestral por debajo de las expectativas de los analistas y presionado por el bajo crecimiento en la demanda en el sector hotelero mexicano.

La caída se aligeró al cerrar la jornada, pues los certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios  tocaron un nivel mínimo de 7.6 pesos por unidad, equivalente a un retroceso de 3.3 por ciento.

FIHO presentó este lunes su segundo informe financiero del año, en el que reportó que sus ingresos totales fueron 8% superiores a los reportados en el segundo trimestre del 2018 y los ingresos netos operativos (NOI) resultaron con un bajo crecimiento de 1.3%, mientras que el flujo operativo (EBITDA) se mantuvo prácticamente sin cambios.

José Espitia, analista de Banorte, explicó que dichos resultados fueron ligeramente menores a los estimados y continuó el débil dinamismo en la demanda del sector.

El fideicomiso hotelero indicó que en el trimestre se observó un mercado complejo con un menor dinamismo en la economía y un bajo crecimiento en la demanda hotelera.

Asimismo, el menor número de viajeros americanos y la alta competencia en Cancún derivaron en que la tarifa en dicho destino se viera presionada”, destacó Espitia.

Por su parte, Armando Rodríguez, gerente de Análisis Bursátil de Signum Research, opinó que “los resultados de FIHO reflejan las pocas inversiones corporativas y el bajo crecimiento en la demanda hotelera”.

La emisora reportó una tasa de ocupación de 64.2% en el segundo tercio del año, esto fue menor en 70 puntos básicos en la comparación anual, con una tarifa promedio de 1,239 pesos, 3.3% más que el segundo trimestre del 2018.

FiHo cerró junio con 86 hoteles y 12,555 cuartos, incluyendo los 85 en operación y uno en desarrollo.

[email protected]