Con reuniones sistemáticas de emergencia, Walmart Chile está monitoreando el estado de sus locales, que hasta las 13 horas de este domingo sumaba 125 locales saqueados en el país y nueve completamente destruidos por incendios, cifra que seguía en crecimiento.

El vicepresidente de Operaciones de Walmart, Manuel López, describió la situación en un punto de prensa. "Esta situación es dramática, algo que nunca habíamos visto y de verdad necesitamos el apoyo para garantizar las mínimas condiciones de seguridad, tanto para nuestros clientes como para nuestros colaboradores. Le pedimos el apoyo al gobierno para poder garantizar la seguridad mínima y para poder operar locales", dijo.

Agregó que tienen equipos listos para reconstruir, pero falta contar con garantías de seguridad. De hecho, después de una primera oleada de saqueos el viernes, la cadena abasteció nuevamente algunos locales, pero estos nuevamente fueron saqueados.

Por eso, el ejecutivo hizo hincapié en la necesidad de contar con fuerzas de seguridad permanentes en algunos de sus locales, para recobrar la normalidad. "Estamos en contacto con el gobierno, hemos recibido apoyo, pero la situación está muy dramática y necesitamos reforzar ese apoyo. Mañana es un día muy importante. Con garantías de seguridad vamos a recobrar los locales lo más rápido posible", dijo y agregó que por el momento los locales de la región Metropolitana no abrirán el lunes, algo que puede cambiar durante el día, si la situación lo amerita.

Respecto de sus trabajadores, dijo que "son cerca de 10,000 colaboradores afectados en estos locales, pero les garantizamos que van a tener continuidad en su fuente laboral sin ningún problema".

La empresa estima que los daños son millonarios, pero aún no hacen evaluaciones en detalle, dado que el foco está en recobrar la normalidad. De todos modos, tienen seguros comprometidos.