El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) pidió hoy a los gobiernos prestar especial atención a las personas que viven en zonas rurales en lo que respecta al acceso a agua potable y servicios básicos de saneamiento.

Con motivo del Día Mundial del Agua, recordó que un informe conjunto de Unicef y la Organización Mundial de la Salud mostró de manera concluyente que en las zonas rurales, las personas con menos recursos no tienen cubiertas esas necesidades básicas.

De acuerdo con un comunicado de Unicef España, el responsable de Agua, Saneamiento e Higiene de este organismo, Sanjay Wijesekera, expresó que los gobiernos deben asegurarse de que sus recursos logran resultados reales para las personas más pobres .

De lo contrario corren el riesgo de dejar grandes porciones de sus poblaciones, especialmente los niños, cada vez más vulnerables a las enfermedades , anotó.

El informe Progreso sobre el agua potable y saneamiento 2012, refleja que el mundo alcanzó una de las metas incluidas en el Objetivo de Desarrollo del Milenio relacionado con el acceso a agua potable.

A finales de 2010, el 89% de la población mundial, 6,100 millones de personas, utilizaban fuentes mejoradas de agua potable, precisó.

Sin embargo, los habitantes de áreas rurales tienen más probabilidades que los habitantes de zonas urbanas de no tener acceso a agua potable, añadió.

Además, a nivel mundial existe una disparidad casi universal de acceso a agua potable en las zonas rurales en comparación con las urbanas.

La Unicef detalló que de los 783 millones de personas aún sin fuentes mejoradas de agua potable en 2010, 653 millones son de las zonas rurales.

El panorama aún es peor en relación al saneamiento, ya que el 79% de la población urbana mundial utiliza servicios de saneamiento mejorados mientras que sólo el 47% de la población rural lo tiene.

El 72% de los que no tienen acceso a saneamiento mejorado, 1,800 millones de personas, viven en zonas rurales, prosiguió.

Afirmó que la desigualdad entre zonas rurales y urbanas en relación al acceso a agua potable es particularmente importante en los países más pobres.

Puso como ejemplo que en el África subsahariana la brecha entre las zonas urbanas y rurales es de 34 puntos porcentuales.

En promedio en los países menos desarrollados, 97 de cada 100 habitantes de zonas rurales no tienen instalaciones de agua corriente.

RDS