El abogado personal del presidente Donald Trump, Michael Cohen, y uno de sus socios de negocios, Felix Sater, se reunieron en privado en la ciudad de Nueva York el mes pasado con un miembro del Parlamento de Ucrania, Andrii V. Artemenko, para discutir un plan de paz cuyos contenidos de intercambio serían: estabilizar la zona a favor de Ucrania y levantar las sanciones contra Moscú. La noticia la dio a conocer el periódico The New York Times.

El diario afirmó que el documento fue redactado por Cohen, Felix Sater y el diputado ucraniano Andrii Artemenko, quien dice tener pruebas de corrupción del presidente ucraniano Petro Porochenko . El Times indicó además que asesores del presidente ruso, Vladimir Putin, alentaron a Artemenko a implicarse en este plan de paz.

Los ucranianos decidirían en un referéndum si Crimea, el territorio ucraniano invadido por Rusia en el 2014, será cedida a Rusia por un período de 50 o 100 años , reveló el diario.

Michael Cohen negó al Washington Post haber negociado los contenidos del plan de paz. Sí aceptó que existió la reunión, que su duración fue de 15 minutos en un hotel neoyorkino, y que el diputado Artemenko le entregó un sobre cerrado con la propuesta de plan de paz. Cualquier otra interpretación se trata de noticias falsas , comentó Cohen.

Reconozco que la breve reunión se llevó a cabo, pero niego enfáticamente haber discutido este tema o haber entregado documentos a la Casa Blanca y/o al general Flynn , dijo Cohen. Lo que sí reconoció fue haberle dicho al congresista ucraniano que podía enviar la propuesta a Flynn a su oficina en el número 1600 Pennsylvania Ave.

Los miembros del Partido Radical en el Parlamento ucraniano al que pertenece Artemenko se reunieron para decidir si lo expulsan tras las revelaciones.

Mucha gente dirá que soy un agente ruso, un agente estadounidense, un agente de la CIA , declaró el diputado ucraniano al diario. ¿Pero cómo podemos encontrar una buena solución si nuestros países no se hablan? , inquirió.

En Ucrania, Artemenko pertenece a un bloque que se opone al actual presidente de la nación, Petro Poroshenko O.

El caso podría afectar la delicada diplomacia entre la nueva administración de Trump con Poroshenko.

La renuncia del Michael Flynn y ahora el caso sobre Ucrania, enredan la relación Trump-Rusia.