Kiev. Las autoridades interinas de Ucrania se opusieron a formar un nuevo gobierno el jueves, mientras las negociaciones en el Parlamento continúan, a pesar de la solicitud de la Unión Europea de abrir el camino para un paquete de ayuda de emergencia.

El Parlamento de Ucrania estaba intentando formar un gobierno provisional y nombrar a un nuevo primer ministro, lo cual sería crucial para ayudar al país a seguir cumpliendo con sus obligaciones financieras, así como para conseguir dinero prestado. El órgano legislativo convocó a una elección presidencial el 25 de mayo y anunció el lunes que los candidatos serían dados a conocer el jueves, con lo que podrían empezar sus campañas.

Activistas en Maidan expresaron su disgusto hacia la lista de propuestas del Parlamento para sustituir a Yanukovich, quien fue destituido por los enfrentamientos en los que las fuerzas de seguridad dispararon a los manifestantes, dejando civiles muertos y heridos.

El lunes Rusia cuestionó la legitimidad del líder interino de Ucrania, acusándolo de haber utilizado un acuerdo de paz negociado por Europa para tomar el poder y reprimir a los disidentes en las regiones de habla rusa con métodos terroristas . El primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, mostró su desprecio hacia el oeste a lo que llamó una aberración de la conciencia por haber apoyado el derrocamiento del gobierno de Yanukovich, electo democráticamente.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania informó que Rusia no tiene de qué preocuparse, pues las amenazas a los ciudadanos rusos no tienen fundamento, porque la situación es estable y se encuentra bajo control , de acuerdo con declaraciones del Yevhen Perebiynis, secretario de prensa a la agencia Interfax.