San Francisco. YouTube prohibió al canal ultraconservador One America News Network (OAN), con sede en San Diego, publicar nuevos videos durante una semana por desinformar en un video que existe una cura para el Covid-19 y le impidió cobrar por el contenido que estaba en línea, informó el día de ayer 24 de noviembre, la red social.

Los funcionarios de YouTube dijeron que tomaron medidas debido a una violación de su política de desinformación.

“Tras un cuidadoso examen, retiramos un video de OAN y le hicimos una advertencia por haber transgredido nuestras reglas sobre desinformación en materia de covid que prohíben contenidos que proclamen que existe un remedio garantizado”, explicó Ivy Choy, portavoz de YouTube, en un comunicado.

“Desde el comienzo de esta pandemia, hemos trabajado para prevenir la propagación de información errónea y dañina asociada con Covid-19 en YouTube”, agregó.

La política de tres avisos de YouTube permite tres infracciones de este tipo antes de que se cancele una cuenta.

Es la primera vez que YouTube emprende acciones contra OAN, uno de los pequeños canales pro-Trump que se niegan a admitir la victoria electoral del demócrata Joe Biden y alimentan versiones sobre un supuesto fraude electoral para favorecer al actual mandatario.

Si el canal recibe dos sanciones más será eliminada de YouTube. Para poder volver a cobrar por sus videos, OAN deberá probar que acata las normas de la red social.

Por su parte, el canal  emitió un comunicado alegando que el video en cuestión no se hizo público y que solo su personal lo podía ver como un video “no listado”.

La red de cable conservadora que el presidente Donald Trump ha promovido dijo que cumpliría con los requisitos de YouTube para cualquier video subido a su canal en el futuro, pero “OAN no permitirá que las reglas arbitrarias de YouTube infrinjan nuestros derechos editoriales de la Primera Enmienda para informar al público”.

Si bien no se reveló el contenido específico del video, la declaración del canal decía: “Creemos que las opiniones de los médicos de primera línea deben ser escuchadas, sin importar si sus puntos de vista están de acuerdo o difieren de los CDC. YouTube requiere una etiqueta de advertencia si los expertos médicos entrevistados se desvían del último pensamiento de los CDC, que con frecuencia está sujeto a cambios. Sin embargo, estos son médicos reales en ejercicio que asistieron a la facultad de medicina y están altamente calificados para tomar decisiones médicas, mucho más que los moderadores de YouTube”.

Rigor

También afirmó que ha entrevistado a más de 50 médicos y profesionales de la salud que han tratado con éxito a más de 6,000 pacientes con Covid-19 y que el canal “ha destacado la terapéutica, incluida la hidroxicloroquina, recomendada por estos médicos y que mostró evidencia de éxito”.

Varios partidarios del presidente Donald Trump desistieron del canal de televisión conservador FoxNews y se centraron en pequeños canales de ultraderecha de la web.

El presidente de OAN, Charles Herring, asegura que su canal se ha mantenido entre el top ten de mayor audiencia.

Varios senadores demócratas dirigieron el martes una carta a YouTube en la que le pidieron retirar los videos que contienen informaciones falsas sobre las elecciones.