El presidente Donald Trump reiteró su negativa sobre que, supuestamente, él le pidió al entonces director del FBI, James B. Comey, que detuviera la investigación sobre la conducta de su asesor de seguridad nacional, Michael Flynn.

Ayer a las 5:15 de la mañana (tiempo de Washington), Trump tuiteó: “Nunca le pedí a Comey que dejara de investigar a Flynn”. “¡Más fake news cubriendo otra mentira de Comey!”

El tuit fue el más reciente de una serie de mensajes que comenzó a escribir el sábado, un día después de que Flynn se declarara culpable de mentirle al FBI sobre sus interacciones con un funcionario ruso.

En otros tuits que escribió Trump aprovechó la noticia de que Peter Strzok , el ex alto funcionario del FBI asignado a la investigación del consejero especial Robert S. Mueller III sobre la interferencia rusa en las elecciones del 2016, fuera retirado de ese trabajo después de que sus jefes descubrieran que él y otro miembro del equipo de Mueller habrían intercambiado textos políticamente en contra de Trump al tiempo que apoyaban a la demócrata Hillary Clinton. Strzok también fue un jugador clave en la investigación sobre el uso que le dio Clinton a un servidor de correo electrónico privado, que terminó sin cargos en contra de ella.

Trump despidió a Flynn 25 días después de haber iniciado su administración por tergiversar la naturaleza de sus conversaciones con Sergey Kislyak, el embajador ruso en Washington, con el vicepresidente Pence y otros funcionarios del gobierno.

Comey ha manifestado que el día después de la salida de Flynn, Trump lo instó a mostrarse indulgente con Flynn. En una libreta, Comey escribió notas sobre lo que charló con Trump en la Casa Blanca; entre otras, escribió la siguiente frase que salió de la boca de Trump: “Espero que (el caso) pueda dejarlo pasar” .

Fue el propio Trump quien avivó la controversia a través de un tuit que escribió el sábado. El presidente dijo que parte de las razones para despedir a Flynn era que le había mentido al FBI.

Un tuit que dejará huella

“Tuve que despedir al general Flynn porque le mintió al vicepresidente y al FBI”, escribió Trump en ese tuit que seguramente tendrá un peso especial en términos legales.

Los críticos de Trump lanzaron un grito al cielo, argumentando que si él sabía, en el momento de su conversación con Comey, que Flynn había mentido al FBI y estaba bajo investigación, podría constituir un intento de obstrucción a la justicia.

“¿Está admitiendo que sabía que Flynn le había mentido al FBI cuando le pidió a Comey que se alejara de Flynn?”, preguntó Walter Shaub, exjefe de la Oficina de Ética Gubernamental de Estados Unidos a través de un tuit la tarde del sábado.

Ayer, el senador Mark R. Warner, principal demócrata en el Comité de Inteligencia del Senado, dijo que Trump debería haber actuado contra Flynn antes si ya sabía que el consejero de seguridad nacional había mentido al FBI.

“Bueno, si él sabía eso, entonces, ¿por qué no lo hizo antes?”, dijo Warner en el programa “Estado de la Unión” de CNN. “Plantea toda una serie de preguntas adicionales”.

Warner también le dijo a CNN que “Flynn tendrá mucho que contar sobre sus actos en la campaña y durante la transición”.

The Washington Post informó el sábado que el abogado de Trump, John Dowd, había redactado el polémico tuit del presidente, en el que justifica su decisión de haber despedido a Flynn por haber mentido al FBI y al vicepresidente Mike Pence. Dowd confirmó lo publicado por The Washington Post, diciendo que le había pasado un borrador a Dan Scavino, el director de medios sociales de Trump.

Dos personas cercanas a la administración de Trump describieron el tuit simplemente como descuidado y desafortunado.

La decisión de Flynn de cooperar con Mueller fue ampliamente traducida como un signo de creciente peligro legal para otros ayudantes de la Casa Blanca, y tal vez para el propio Trump, ya que la investigación se ha expandido más allá de la posible colusión con Rusia; se suma posible obstrucción a la justicia y delitos financieros.

Uno de los que podría ser afectados por la investigación en Jared Kushner. El viernes, la agencia The Associated Press publicó que Kushner pidió a Flynn que contactara a funcionarios rusos para convencerlos de que, desde la ONU, votaran en contra de una resolución contra Israel.

Canal de televisión castiga a periodista

ABC News suspendió al periodista de investigación Brian Ross durante cuatro semanas sin pago por su informe erróneo sobre el caso del exasesor de seguridad nacional Michael Flynn, un hecho que calificó de “error grave”.

Ross, citando a un confidente anónimo de Flynn, informó el viernes que el entonces candidato Donald Trump le había ordenado a Flynn que se pusiera en contacto con los rusos. Eso habría sido una revelación explosiva en la investigación en curso sobre si el equipo de campaña de Trump se coludió con Rusia para que ésta interfiriera en las elecciones.

Sin embargo, horas más tarde, Ross aclaró su informe en las noticias de la noche, diciendo que su fuente decía ahora que Trump dio la orden como presidente electo, no como candidato. En ese momento, agregó, Trump le pidió a Flynn que se pusiera en contacto con los rusos sobre temas que incluían trabajar juntos.