El expresidente estadounidense Donald Trump no testificará en su juicio político en el Senado la próxima semana, dijo el jueves su asesor principal, luego de que los legisladores de la Cámara de Representantes que ofician de fiscales le pidieron que compareciera para ser interrogado.

"El presidente no testificará en un proceso inconstitucional", dijo a la AFP Jason Miller, asesor principal de Trump.

La Cámara acusó el mes pasado a Trump por un cargo de incitación a la insurrección en un encendido discurso en el que instó a sus seguidores a "luchar" contra su derrota electoral, poco antes de que asaltaran el Capitolio, peleando con la policía y haciendo que los legisladores tuvieran que huir para protegerse.

Los abogados de Trump rechazaron esta semana la acusación, sosteniendo que "ejecutó plena y fielmente sus deberes como presidente", indicando que sus afirmaciones de que su derrota electoral fue el resultado de un fraude generalizado —que no tienen fundamento— están protegidas por la Primera Enmienda de la Constitución.

Se espera que el juicio de destitución de Trump, el primer presidente de Estados Unidos que se enfrenta a un proceso de este tipo en dos ocasiones, comience la próxima semana.