Al presidente Donald Trump no le sentó bien que Paul Ryan, miembro de su partido y presidente de la Cámara de Representantes, cuestionara su intención de modificar la Enmienda 14 de la Constitución, la que otorga la ciudadanía a quien nazca en Estados Unidos.

Ryan fue muy claro en una entrevista al afirmar el martes que “no se puede poner fin a la ciudadanía por nacimiento con una orden ejecutiva”, contraviniendo así directamente las palabras de Trump, quien anunció que desea realizar el cambio mediante un decreto presidencial.

Desde Twitter, Trump respondió de manera dura a las palabras del presidente de la Cámara de Representantes. “Paul Ryan debería enfocarse en mantener la mayoría en lugar de dar sus opiniones sobre la ciudadanía por nacimiento, algo de lo que él no sabe nada. ¡Nuestra nueva mayoría republicana trabajará en esto, cerrando las lagunas de inmigración y asegurando nuestra frontera!”, dijo Trump.

Ésta no es la primera vez que los dos políticos chocan públicamente. La relación entre el mandatario y Ryan ha pasado por numerosos altibajos desde que Trump decidió presentarse a las elecciones presidenciales del 2016.

Así, por ejemplo, el presidente de la Cámara se negó a darle su apoyo cuando Trump fue elegido como el candidato republicano para las pasadas elecciones presidenciales, mostrando sus dudas de que fuera la mejor elección. Su última disputa pública fue cuando Ryan criticó al presidente por imponer aranceles al acero.