En la cumbre contra el Cambio Climático se hicieron anuncios importantes en cuanto a objetivos a alcanzar al 2030 y en esta lucha hay posibilidad de lograr las metas impuestas gracias a las tecnologías y el financiamiento, así lo considera el embajador Miguel Ruiz Cabañas.

El también director de la Iniciativa sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el Tecnológico de Monterrey, destacó que el cambio climático es el tema más importante en la agenda internacional, ya que el mundo vive una emergencia climática, y expresó su beneplácito del regreso de Estados Unidos a una agenda más verde.

“Es técnicamente posible lograr los objetivos, impuestos por cada país, porque existen las tecnologías, es económicamente viable porque los costos de las nuevas energías son cada vez menores a comparación de los combustibles fósiles y son socialmente necesarios, es algo que se puede hacer”, declaró.

“Es importante la naturaleza de este tipo de reuniones (...) el presidente Biden ha decidido que el tema del combate al cambio climático es una de sus prioridades y quiere demostrar que Estados Unidos quiere retomar ese liderazgo que tenían en la época de Barack Obama, el cual se vio interrumpido con el mandato de cuatro años de Donald Trump”, agregó.

Consideró que el objetivo de Estados Unidos, reducir las emisiones de carbono hasta en 52% al 2030, es algo muy notable y aunque les costará trabajo el país cuenta con las tecnologías y tiene el financiamiento para lograrlo.

Puntualizó que la lucha contra el cambio climático es un tema de importancia global porque afecta a todos aunque no por igual, hay algunos países como México que les afecta más por la posición geográfica que ocupa.

Reconoció que es importante que México tome acciones porque ya se nota el impacto del cambio climático como las sequías prolongadas y la escasez de agua en comparación de otros años.

Destacó que la propuesta de la modernización de las plantas hidroeléctricas es algo positivo y muy necesario en la materia.

“El gobierno de México debería de aumentar sus compromisos, aunque no los disminuye. Espero que próximamente haya mejores condiciones financieras y más tecnologías para que el país tenga más contribuciones. Lo importante es que México llegue a la neutralidad climática lo más pronto posible”, dijo.

En cuanto los programas de reforestación, una apuesta de México con su programa Sembrando Vida en Guatemala, Honduras y El Salvador, precisó que son funcionales siempre y cuando estén bien planeados y haya una adecuada ejecución (dónde y cómo se hace, cómo se miden los resultados y cómo se supervisa).

“Un programa de reforestación a lo mejor no tiene impactos en el corto plazo pero es importante hacerlo. La reforestación bien hecha por supuesto que funciona, hay ejemplos actuales de éxito como India y China. Lo importante es no quedarse inactivo”, concluyó.

rrg