Un empleado en Hawái que emitió erróneamente un alerta sobre un misil balístico semanas atrás, con lo que generó pánico en todo el estado, creyó que el ataque era inminente.

Hawai está ensayando medios de alerta y el empleado de la Agencia de Manejo de Emergencias estatal confundió un simulacro con una alerta real. Emitió la alerta sin consultar con un supervisor en momentos que existían temores de un ataque con misiles nucleares desde Corea del Norte.

“No existían protocolos para impedir que una sola persona emitiera por error un alerta de misil”, dijo James Wiley, experto en ciberseguridad y fiabilidad de las comunicaciones en la Comisión (FCC). No tenía la orden de verificar la alerta con un colega u obtener la aprobación de un supervisor, añadió.

Además, el programa utilizado por la agencia en Hawái era el mismo para simulacros y alertas reales y usaba textos preparados de antemano para facilitar el proceso de emisión, sin que el empleado tuviera que concentrarse en el texto en sí.

Se estima que, en caso de un ataque nuclear, el Departamento de Defensa podría tardar en torno a 5 minutos en dar la alarma, lo que dejaría apenas diez minutos a los cerca 1.5 millones de habitantes del archipiélago para buscar refugio mientras el proyectil recorre los 7.500 kilómetros que separan Hawái de Corea del Norte.