Ginebra. El ministerio de salud de Brasil señaló que será obligatorio para todos los gobiernos locales reportar los casos de virus del Zika.

En un comunicado entregado el lunes a AP, se indicó que se tomarán medidas concretas a partir de la próxima semana. Actualmente, el reporte de casos no es obligatorio.

Los investigadores indican que para combatir el virus, se necesita una cifra más precisa del número total de casos en Brasil y otras naciones que sufren del brote. Se cree que el virus llegó a Brasil durante el Mundial de fútbol de 2014.

Las autoridades brasileñas creen que la infección de zika está vinculada con un elevado número de casos de microcefalia, un raro defecto de nacimiento que provoca que los bebés nazcan con cabezas anormalmente pequeñas y sufran daño cerebral.

El jefe de gabinete de la presidenta brasileña señaló que les tomará a los investigadores de tres a cinco años desarrollar una vacuna contra el virus del Zika.

Jacques Wagner dijo el lunes a la prensa que investigadores brasileños y estadounidenses trabajan de manera conjunta en el desarrollo de la vacuna.

Si somos realmente afortunados, podrían ser tres años. Pero tardará entre tres y cinco años , sentenció.

El estimado de Wagner se difundió horas después de que la Organización Mundial de la Salud declaró la propagación del zika como emergencia internacional. La afirmación de Wagner concuerda con las estimaciones de los funcionarios de salud que luchan por combatir el virus.

La agencia adscrita a la ONU había convocado a una reunión de emergencia en Ginebra con expertos independientes, que declararon la enfermedad un fenómeno extraordinario .

Los científicos debatían sobre si el virus, que se contagia mediante mosquitos, es el detonante de un precipitado aumento en el número de bebés nacidos con cabezas sumamente pequeñas en Brasil.

Durante una conferencia, la directora general de la OMS, Margaret Chan, dijo que la razón principal para la designación de emergencia era que los miembros de un grupo consultivo de 18 médicos acordaron que la relación causal entre el zika y la microcefalia es una fuerte sospecha del elevado aumento de los casos; incluso antes de que la asociación esté científicamente confirmada o desmentida, se informó de la gravedad de la enfermedad.