Ciudad de México. Laura Elena Carrillo Cubillas, directora ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), informó que tras siete meses de la pandemia sanitaria se reanudó la implementación de los programas Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida en El Salvador y Honduras.

En una conferencia virtual, la titular del órgano desconcentrado de la Secretaría de Relaciones Exteriores detalló que hace unos días se mandaron las primeras dispersiones a las y los beneficiarios de los dos programas en El Salvador mientras que en el caso de Honduras aseguró que ya se tiene un avance considerable y se espera que el próximo mes se pueda realizar el envío de los primeros apoyos.

“Íbamos muy avanzados, yo diría que llevamos un buen porcentaje de avance en la plantación de los programas (que forman parte del Plan de Desarrollo Integral) yo diría un 70 o un  80%, porque lo más complejo (...) ha sido crear los mecanismos legales, los mecanismos financieros”, declaró.

Justifican convenio en Honduras

Para evitar que los recursos pasen directamente por los gobiernos tanto de El Salvador como de Honduras, la directora de la AMEXCID precisó que la transferencia de los recursos es de banco a banco “porque es la única manera de transferir transparentemente los recursos”.

En el caso de Honduras se firmó un convenio entre el Banco del Bienesar y Banco Azteca para distribuir los 31 millones de dólares contemplados para cubrir dichos programas con el objetivo de crear empleos y frenar la migración centroamericana.

Sin embargo, el semanario Proceso señaló en días pasados en un reportaje un posible conflicto de interés pues la gerente general de Banco Azteca en Honduras es Viviana Bueso Asfura, cuñada del canciller Marcelo Ebrard.

Daniel Millán, vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores, explicó a través de un comunicado que “Banco Azteca resultó la institución financiera más barata, con la mayor penetración y cobertura a nivel nacional (...) el resto de las instituciones financieras consideradas como Banco de la Atlántida, Ficohsa y Proamérica, no ofrecieron la misma penetración ni el mismo número de sucursales que la propuesta gaadora, al igual de que incluían un costo adicional para los beneficiarios”.

Viviana Bueso ocupa el cargo de gerente general en Banco Azteca Honduras desde octubre del 2019 según datos de su perfil en LinkedIn y según Proceso los acuerdos se suscribieron en mayo pasado con la SRE y el Banco del Bienestar. Bueso trabajó durante ocho años en HSBC, según Daniel Millán.

perla.pineda@eleconomista.mx