El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, defendió la forma en que el presidente del Comité de Inteligencia del Senado, Devin Nunes, manejó un voto políticamente divisorio para publicar un memorándum confidencial que supuestamente muestra el uso inapropiado de recursos de espionaje por parte del FBI y del Departamento de Justicia en la investigación sobre el involucramiento de Rusia en las elecciones del 2016.

Ryan argumentó que Nunes estaba siguiendo un proceso ordenado cuando el comité votó el lunes para publicar el documento redactado por el Partido Republicano, siempre que el presidente Trump no bloquee sus esfuerzos en un periodo de cinco días. Ryan sugirió a los reporteros que “pudo haber habido malas prácticas de ciertos individuos en el FBI”, citando ésa como una de varias razones por las que los republicanos quieren que “toda esta información” contenida en el memorando “salga”.

Pero enfatizó que “el presidente (del comité) acudió al FBI para asegurarse de que estábamos protegiendo las fuentes y los métodos” y calificó de “irónico” que los demócratas se quejaran, ya que “Devin hizo la moción” el lunes para poner el memorando también redactado por los demócratas a disposición de otros miembros del Congreso.

Los demócratas han acusado a Nunes de haber retenido el memorando hasta el último minuto, haciendo caso omiso del consejo de altos funcionarios que la semana pasada advirtieron sobre las consecuencias de hacerlo público, ya que contiene información altamente sensible sobre operaciones de contrainteligencia.

Esta situación está incrementando las tensiones sobre lo que los demócratas consideran que es un asalto total de los republicanos para socavar la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la supuesta interferencia rusa en las elecciones del 2016.

El presidente Trump y muchos republicanos pretenden su difusión y han insinuado que algunas personas en el Departamento de Justicia y el FBI han conspirado contra el mandatario. Pero Ryan advirtió sobre ello: “Éste es un asunto completamente separado de la investigación de Mueller y se debe permitir que continúe con su investigación”, dijo, agregando que lo que representan el FBI y el Departamento de Justicia como instituciones es “muy importante para la vida estadounidense”.