Una bomba estalló en un túnel del metro de San Petersburgo, la segunda ciudad rusa, ocasionando la muerte de 11 personas y heridas de por lo menos otras 40, en una escena caótica en la que las víctimas quedaron esparcidas en un humeante andén.

Horas más tarde surgió nuevamente angustia y temor cuando la policía encontró y desactivó un artefacto explosivo lleno de fragmentos metálicos en otra estación de San Petersburgo.

Nadie se atribuyó de inmediato el ataque, el cual ocurrió mientras el presidente Vladimir Putin estaba visitando la ciudad, donde nació. En las dos últimas décadas, los aviones y trenes rusos han sido con frecuencia blanco de ataques de terrorismo, usualmente por parte de extremistas islámicos.

Mientras un helicóptero aterriza frente a la entrada de la estación Instituto Tecnológico, donde el tren devastado terminó su camino, Sergei Antonov apenas consigue creer lo que ve. Nunca he visto nada así , suspira este estudiante de 20 años. Parece que es un atentado .

La pista de un acto terrorista fue confirmada por las autoridades, incluso si éstas aseguraron no excluir ninguna hipótesis que pudiera determinar las causas de la explosión que sacudió un vagón del metro a las 2:40 de la tarde.

Llamo a todos mis conocidos por si estaban en el metro. Gracias a Dios, todos están con vida , dice, jadeante, Svetlana Anatolievna.

Había humo, olía a quemado, todo el mundo corría, presa del pánico, y lloraba , explica, conmocionado, un joven de 19 años. Subí por la escalera mecánica, todo el mundo subía. Cuando llegamos arriba, el guardia de la estación hacía salir a todo el mundo y nos decía que la estación estaba cerrada .

Destino turístico

San Petersburgo, un importante destino turístico famoso por sus palacios y abundantes museos de arte, se había salvado de registrar atentados.

A partir de ahora me dará miedo abordar el metro , comentó Marina Ilyina, de 30 años, quien llevó flores a la estación donde se detuvo el tren después de la explosión. Nosotros en San Petersburgo pensamos que no seríamos tocados por eso .

El estallido ocurrió cuando el tren estaba entre dos estaciones alrededor de las 2:20 de la tarde. El conductor decidió seguir hasta la próxima parada, la del Instituto Tecnológico, lo que fue elogiado por las autoridades porque así los pasajeros pudieron salir y no tuvieron que andar por las vías electrificadas. Las estaciones se encuentran en el centro de la ciudad.

Varias arterias de la ciudad fueron bloqueadas para facilitar el paso de las ambulancias que transportaban a decenas de heridos.

La tragedia sembró el caos en la ciudad, pero, sobre todo, la sumió de nuevo en la tristeza tras la explosión, el 31 de octubre del 2015, de un avión en pleno vuelo con 224 personas a bordo, principalmente, turistas que regresaban a San Petersburgo tras haber pasado sus vacaciones en las playas egipcias.