Roma.- El plan extraordinario de seguridad de la capital italiana entró hoy en función, con el despliegue de más de 2,000 agentes a 10 días de los atentados de París y de cara al Jubileo de la Misericordia convocado por el Papa Francisco, que comenzará el próximo 8 de diciembre.

A partir de hoy entran en función las medidas de seguridad incluidas en la ordenanza de la jefatura de la policía de Roma , confirmó a los medios el prefecto (responsable de la seguridad) de la capital, Franco Gabrielli.

Dijo que las medidas de seguridad serán más apremiantes que las aplicadas inmediatamente después de los atentados de París, con la presencia de un mayor número de efectivos de las fuerzas del orden en las calles, pero sin que ello vaya a limitar la libertad o los derechos de los ciudadanos.

NOTICIA: Roma, al borde de la bancarrota

Tras la enésima falsa alarma de bomba, que obligó a cerrar algunas calles del centro histórico de Roma, Gabrielli dijo que no se subestima ninguna señal.

Puede haber 100 falsas alarmas, pero la 101 puede ser verdadera. No pudiendo saberlo no puedo decir a la policía que no verifique todo. Nada es subestimado y ello es la primera garantía para los ciudadanos , explicó.

Recordó que el plan ha entrado en operación a dos semanas de que comience el Jubileo de la Misericordia convocado por el Papa, que durará casi un año y para el que se espera el arribo de miles de peregrinos de todo el mundo.

Este Jubileo no se tendrá ni en un área definida, ni en un tiempo breve. Es un evento que se prolongará por 350 días, con picos (de asistencia) relacionados tanto con la complejidad de los eventos, como con el número de turistas que se sumarán a los peregrinos , señaló.

Reconoció que la primavera será uno de los momento más complicados , en particular la Semana Santa, cuando aumenta el número de visitantes.

Según Gabrielli, para cada uno de los actos más significativos del Jubileo se espera la presencia de unas 300,000 personas, mientras que la dirección laica del evento estará en manos de la prefectura, con la intervención de la jefatura de la policía en caso de que se verifiquen situaciones críticas.

NOTICIA: Roma se queda sin alcalde previo al inicio del Jubileo

Dijo que para vigilar el Jubileo en tiempos del Isis (Estado Islámico) se han desplegado más de 2,000 agentes que vigilarán no solamente unos 1,000 objetivos considerados bajo riesgo, sino también los medios de transporte público.

Los lugares puestos bajo vigilancia especial son la plaza de San Pedro, el aeropuerto Leonardo da Vinci y los principales monumentos de la ciudad, como el Coliseo, el Panteón o la Fontana di Trevi, además de las zonas donde se concentra la vida nocturna.

En particular en la plaza de San Pedro fueron aumentados los detectores de metales por los que deben pasar quienes pretenden visitarla.

Asimismo, fueron puestos bajo vigilancia especial el Estadio Olímpico, las estaciones ferroviarias y las vías utilizadas por los peregrinos para arribar a Roma, mientras que a partir del 8 de diciembre y durante toda la duración del Jubileo el espacio aéreo de la ciudad permanecerá cerrado.

En ese sentido, Gabrielli anunció la semana pasada que del plan de seguridad forma parte de un dispositivo contra drones o vehículos aéreos sin piloto y no excluyó que puedan ser derribadas aeronaves sospechosas.

La batalla contra el terrorismo no se gana o se pierde por la presencia en la calle de agentes en uniforme o militares que vigilan, sino por el sistema de seguridad en su conjunto en el que la actividad no visible es la principal , señaló.