El presidente israelí, Reuven Rivlin, consideró este martes inaceptable que los judíos tengan miedo de caminar por la calle en Europa con prendas de su confesión religiosa.

"No podemos permitir que en 2015, 70 años después de la Segunda Guerra Mundial, los judíos tengan miedo de caminar por la calle en Europa llevando la kipá y las tzitzit", las cuerdas anudadas del culto judío, dijo el presidente en el funeral en Jerusalén de los cuatro judíos franceses muertos el viernes en un atentado a un supermercado de comida kósher en París.

Rivlin dijo que los judíos de Francia son bienvenidos en Israel pero que no deben instalarse en el país por miedo a atentados.

"Mis queridos hermanos y hermanas, ciudadanos judíos de Francia, sois bienvenidos (...) pero no podéis volver al hogar ancestral por desamparo, por desesperanza, a causa de la destrucción o de los tormentos del terrorismo y del miedo", afirmó. "Queremos -dijo- que elijáis a Israel por amor por Israel".

Rivlin se sumaba así al debate reabierto sobre la posible emigración de judíos de Francia a Israel. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu irritó el sábado a las autoridades francesas declarando a los judíos franceses que Israel es su "hogar".

erp