Madrid.- El rey Juan Carlos I de España evoluciona favorablemente tras la operación a la que fue sometido el sábado para extirparle un tumor benigno del pulmón y ya ha iniciado una dieta líquida, según el nuevo parte médico del Hospital Clínico de Barcelona (noreste).

El Rey "presenta una evolución general y cardiorrespiratoria favorables", con una "correcta reexpansión pulmonar", según el parte médico de las 20H00 (18H00 GMT), leído por un facultativo del Clínico de Barcelona, donde fue operado.

Además "ha iniciado dieta líquida, bien tolerada, y la fisioterapia respiratoria habitual", añadió, y precisó que el próximo parte médico se emitirá dentro de 24 horas.

El Rey, de 72 años, fue operado este sábado por la mañana de un tumor pulmonar "benigno" y "se encuentra muy bien", indicó tras la intervención uno de los cirujanos que le operó, Laureano Molins.

El nódulo, situado en el pulmón derecho, se le detectó de forma "casual" durante los últimos exámenes médicos efectuados al monarca, el pasado 27 de abril.

BVC