Los demócratas del Senado están preparados para rechazar un nuevo plan del Partido Republicano que consiste en aprobar el presupuesto que  pide el presidente Trump para construir el muro fronterizo. Esto aumenta la posibilidad de que el gobierno tenga que cerrar de manera parcial la próxima semana.

La Casa Blanca pidió un monto total por 5,000 millones de dólares para reforzar la seguridad y para iniciar la construcción del muro: 2,500 millones de dólares para el 2019 y 2,500 millones para el 2020.

“5,000 millones para el derroche del presidente Trump es demasiado dinero”, manifestó la representante Nita M. Lowey, la principal demócrata en el Comité de Asignaciones de la Cámara. “Si bien estamos dispuestos a negociar sobre la mejor manera de asegurar nuestra frontera, nunca apoyaremos el desperdicio del dinero de impuestos en un muro diseñado para allanar el deseo de los republicanos”, expuso.

El Congreso aprobó 1,600 millones en marzo pasado para seguridad fronteriza, incluidas bardas y barreras físicas, pero ninguno de los fondos fue etiquetado para el muro de Trump.

Los fondos para el Departamento de Seguridad Nacional y otras agencias gubernamentales vencen el 7 de diciembre a la medianoche. A menos que el Congreso y Trump lleguen a un acuerdo antes de esa fecha comenzaría un cierre parcial.

Trump advirtió que podría cerrar el gobierno.