Washington. El presidente Trump dio a conocer su nuevo plan migratorio basado en el mérito, es decir, prioriza a los trabajadores muy calificados sobre aquellos que no lo son, y que regularmente viajan con toda su familia.

El plan, que excluye a los dreamers, es decir, a los jóvenes inmigrantes indocumentados que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños, tiene pocas posibilidades de avanzar en el Congreso, donde los legisladores de ambos partidos lo han recibido con escepticismo.

“Hoy presentamos un claro contraste”, dijo Trump en un discurso en el Rose Garden de la Casa Blanca. “Los demócratas proponen fronteras abiertas, salarios más bajos y, francamente, un caos sin ley. Estamos proponiendo un plan de inmigración que ponga en primer lugar atención en los empleos, los salarios y la seguridad de los trabajadores estadounidenses. Nuestra propuesta es proestadounidense, proinmigrante y protrabajador. Se trata de sentido común”.

Proporcionar protección a los dreamers ha sido una de las principales prioridades para los demócratas desde que Trump trató de poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) de la era de Obama. Sin embargo, Sarah Sanders avisó desde muy temprano que el nuevo plan no los incluye porque el tema es demasiado divisivo.

“Cada vez que presentamos o alguien más un plan de migración que incluya al DACA, ha fallado. Es un tema de división “, dijo Sanders a los periodistas en la Casa Blanca, y agregó que el tema fue excluido a propósito.

Jared Kushner participó en el diseño del plan. Durante recientes semanas afinó los detalles junto a asesores de Trump.

¿Genuino esfuerzo?

Asesores de la Casa Blanca enfatizan que la propuesta de Trump es legítima por entusiasta, en su intento por demostrar que apoya a la inmigración legal con tal de ayudar a las empresas estadounidenses.

El líder de la minoría del Senado, el demócrata Charles E. Schumer, criticó el plan de Trump. “No es un intento serio de reforma migratoria”, dijo en el Senado.

Nancy Pelosi comentó que está a favor de una reforma integral, incluida la protección para los dreamers.