El Tribunal de Crímenes de Guerra de Serbia rechazó hoy la apelación de extradición del ex jefe militar serbobosnio Ratko Mladic, con lo que podría se enviado a La Haya en las próximas 24 horas para responder a las acusaciones en su contra.

El fiscal adjunto de crímenes de guerra, Bruno Vekaric, informó que la apelación fue rechazada de manera unánime por los tres jueces de la sala de apelaciones del tribunal, tras concluir que el recurso carece de bases.

El abogado de Mladic, Milos Saljic envió la víspera a última hora el recurso para impedir su extradición la ciudad de holandesa de La Haya, argumentando que no está en condiciones físicas y mentales para someterlo a juicio, aunque la corte afirmó que no hay impedimentos.

Mladic, detenido el jueves pasado en la localidad de Lazarevo, a unos 80 kilómetros al norte de Belgrado, capital serbia, tras 16 años de permanecer prófugo, es acusado de genocidio por la muerte de unos ocho mil musulmanes durante la matanza de Srebrenica.

Además acusado de crímenes de guerra y contra la humanidad por su participación en la guerra en Bosnia (1992-1995), que dejó más de cien mil víctimas, entre civiles y militares, así como 1.8 millones de desplazados.

'El recurso contra su traslado al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslava (TPIY) de La Haya ha sido rechazado y ahora depende del ministerio de Justicia su traslado', destacó Vekaric en declaraciones a la emisora serbia B92.

Una vez rechazada la apelación, el tribunal remitió el caso a la ministra serbia de Justicia, Snezana Malovic, quien tomará la decisión final para concretar la extradición del ex militar serbiobosnio, que según fuente judiciales, será mañana miércoles.

Pese a que por ley Malovic tiene hasta tres días para tomar su decisión sobre el destino del acusado, autoridades judiciales revelaron que la extradición podría ser firmada este mismo martes, con lo que el traslado será a Holanda mañana a primera hora.

Sin embargo medios informativos serbios consideran que la entrega de Mladic al TPIY podría tardar tres o cuatro días, además de que el traslado será en secreto por razones de seguridad, por lo que se anunciará una vez que se haya concretado.

El rechazo sobre la extradición se dio a conocer poco después de que las autoridades permitieron al ex general serbobosnio abandonar por unos minutos su celda y visitar la tumba de su hija en Belgrado, como un gesto de buena voluntad.

La visita se prolongó por unos 20 minutos y se llevó a cabo en medio de extremas medidas de seguridad y un dispositivos policiaco especial, confirmó el fiscal adjunto de crímenes de guerra.

Vekaric explicó que Mladic fue trasladado a la tumba en una caravana de coches policiales y especiales, en una operación espacial, que afirmó transcurrió en calma y sin ningún problema.

Días después de su detención, Mladic pidió a las autoridades permiso para visitar la tumba de su hija, quien se presume se suicidó en 1994 a los 23 años de edad, aunque amigos y familiares aseguran que fue asesinada.

DOCH