Frente a la Embajada de Estados Unidos en México, una bandera de Estados Unidos , que tiene svásticas en lugar de estrellas, ardió como protesta en contra de la llegada de Donald Trump.

Esta acción, realizada pasada la una tarde de este 20 de enero, lo encabezaba un grupo que se dice estar estar en resistencia para evitar la "consolidación del fascismo" en Estados Unidos.

Al mismo tiempo, una pareja de turistas estadounidenses fue sorprendida por una manifestación que apenas comenzaba en contra del nuevo presidente de aquel país, Donald Trump.

"Estados Unidos no apoya a Donald Trump. Él no representa a Estados Unidos. Es terrible, esto es un maldito espectáculo. No veo que Trump vaya a durar los cuatro años", se lamenta uno de ellos, Mark, de unos cincuenta años. Aplaude tras las consignas en contra de Trump, hace unas fotos y continúa su camino sobre el Paseo de la Reforma.

NOTICIA: En México protestan: "No te necesitamos, Trump"

No solo son los estadounidenses quienes rechazan al presidente más impopular desde Richard Nixon. La sociedad Mexicana también le repudia por su discurso de odio hacia los migrantes latinos, por su promesa de construir un muro en la frontera con México, o sus intenciones de deportar masivamente a miles de indocumentados.

Cerca de unas 30 organizaciones levantaron su voz desde el Angel de la Independencia y las afueras de la Embajada. Entre consignas "¡Fuera Trump!, ¡No más muros, no más muertes!", las organizaciones populares están en alerta.

"Trump odia a los gays, a las lesbianas. Todos están resistencia.

Nos movilizamos en contra todos lo que va representar para la humanidad. No aceptamos in Estados Unidos fascista. La expulsión de 3 millones de lugar antes mexicanos va a desatar una crisis para el país", dijo Jesús Rodríguez, del Movimiento Popular Revolucionario.

NOTICIA: Trump proclama una nueva era y sentencia: Estados Unidos primero

La Coalición Binacional contra Donald Trump inició la campaña "Un Día Sin Migrantes" en la que convocan a la comunidad migrante de Estados Unidos a una huelga, y demandan al gobierno mexicano una respuesta enérgica contra el nuevo mandatario estadounidense.

"Ante las amenazas de Donald Trump, hoy inicia una época de persecución deshumanizada, le demandamos al Gobierno mexicano que levante la frente por primera vez y defienda nuestros compatriotas. No vamos a permitir que se hagan deportaciones masivas de manera ilegal".

"Si se está de acuerdo y trabaja de mancuerna con el gobierno de Estados Unidos en la deportación, los mexicanos decimos que no vamos a permitir, ni vamos a permitir que se construya un muro a costa del trabajo de los Mexicanos pretendiendo gravar las remesas", dijo uno de los representantes de la Coalición al arrancar el mitin.

Los mensajes de apoyo y defensa hacia los migrantes se escuchaban en las inmediaciones de la Embajada de Estados Unidos.

NOTICIA: Trump sigue comprometido en construir un muro

"No son delincuentes, solo quieren una mejor forma de vivir", dice Martha, quien asegura tener familiares en aquel país. Al mismo tiempo, un niño unos seis años que, bajo el rayo del Sol, grita a todo pulmón entre los ahí reunidos: "¡La paleta de a peso, de a peso!".

No solo son consignas verbales. En la zona, performances y obras de teatro callejeras se formaron como formas de protesta.' También el ex líder político "Juanito" quemó, a mitad del Paseo de la Reforma, una piñata de Mickey Mouse con una foto de Donald Trump.

Pasado el mediodía, la policía capitalina ya había reforzado el cerco alrededor de la Embajada de Estados Unidos mientras las consignas aumentaban. El acceso peatonal desde Paseo de la Reforma quedó restringido y varias decenas de policías resguardaban las instalaciones de la representación estadounidense en la capital.

Para los manifestantes, la llegada de Trump abona al descontento social que se vive en México, y el enojo hacia el presidente Enrique Peña Nieto, quien cuenta con una aceptación de solo 12%, de acuerdo con un sondeo del diario Reforma.

En las protestas, también se escuchan consignas que piden la renuncia de Peña Nieto, así como de rechazo hacia el aumento a las gasolinas, a los alimentos y la corrupción.

"¿Por qué no agarran a los Duarte, a los Peña, a los Mancera? Es una tradición en contra de los mexicanos", grita uno de los manifestantes.

La llegada de Donald Trump ha dado combustible al descontento popular. El pueblo de México no quiere a Donald Trump, tampoco a la clase política ni a Enrique Peña Nieto.

[email protected]

abr