El boletín oficial ucraniano publicó este martes una serie de leyes que refuerzan las sanciones contra los manifestantes y cuya adopción suscitó violentos enfrentamientos en Kiev la semana pasada.

El periódico del parlamento, Golos Ukrainy ("La Voz de Ucrania") publicó los textos que castigarán a partir de ahora con penas de hasta cinco años de prisión a los manifestantes y que podrían aplicarse a los opositores que, desde hace dos meses, protestan en Kiev contra el presidente Viktor Yanukovitch.

El lunes, Estados Unidos y los países europeos volvieron a denunciar la violenta represión de las manifestaciones y criticaron a las autoridades por aprobar leyes que consideran represivas.

La fiscalía general del estado afirmó que los enfrentamientos de los últimos dos días entre manifestantes y policía eran "un crimen contra el Estado".

El presidente ucraniano, Viktor Ianoukovitch, al que los manifestantes recriminan su decisión de renunciar a un acuerdo de asociación con la Unión Europea y su acercamiento a Moscú, promulgó los nuevos textos el viernes por la noche a pesar de las advertencias de Europa y Estados Unidos, que amenazan con sanciones.

La adopción de la nueva legislación ha reforzado el movimiento de protesta y el domingo 200.000 personas salieron a las calles de Kiev en una manifestación en la que hubo enfrentamientos violentos, con golpes de porra y lanzamiento de cócteles molotov.

MANIFESTACIONES, AMENAZA PARA UCRANIA: YANUKOVICH

Las manifestaciones en Kiev, que "degeneran en disturbios masivos", son una amenaza para toda Ucrania, declaró el presidente ucraniano Viktor Yanukovich, quien lanzó además un llamamiento a la oposición para entablar un diálogo.

"Comprendo vuestra participación en acciones de protesta masivas (...) pero cuando las acciones pacíficas degeneran en disturbios masivos y están acompañadas de violencias e incendios criminales, ello amenaza no solo a los ciudadanos de Kiev, sino a toda Ucrania", dijo.

"Llamo al diálogo, al compromiso y a la calma", añadió.

La fiscalía general de Ucrania instó el lunes a los manifestantes a cesar sus enfrentamientos con las fuerzas del orden, al estimar que se trata de un "crimen contra el Estado".

"Es necesario poner fin inmediatamente a los motines que van acompañados de violencia, incendios criminales, disturbios violentos y que amenazan la seguridad nacional de Ucrania. No es solo 'hooliganismo'. Es un crimen contra el Estado", declaró el fiscal general Viktor Pchonka en un comunicado.

La declaración del fiscal se produjo cuando miles de manifestantes pro-europeos desafiaban nuevamente este lunes a las fuerzas del orden, tras una noche de violentos enfrentamientos.

apr