Sana.- Fuerzas de seguridad en Yemen hicieron el viernes disparos de advertencia y utilizaron cañones de agua contra cientos de manifestantes cerca de la embajada de Estados Unidos en Saná, al día siguiente de que manifestantes enojados por una película considerada blasfema para el islam irrumpieran en el recinto.

A primera hora del viernes, la policía militar y el Ejército yemení bloquearon todas las calles que dirigen a la delegación estadounidense, pero los manifestantes se congregaron de todas formas, blandiendo pancartas y gritando eslóganes contra la película.

"Hoy es tu último día, embajador", y "Estados Unidos es el diablo", se leían en algunas pancartas.

Medios locales informaron el viernes que un grupo de marines estadounidenses llegó el jueves al aeropuerto internacional de Saná para reforzar la seguridad de la embajada. Un portavoz de la legación estadounidense en Saná declinó hacer comentarios sobre la noticia.

Al menos una persona murió y 15 resultaron heridas en la manifestación del jueves, que empezó como una marcha pacífica pero rápidamente se tornó violenta cuando los manifestantes arrojaron piedras y carteles antes de atacar las oficinas de seguridad y el recinto diplomático.

Ningún empleado de la embajada estadounidense resultó herido, pero el presidente yemení, Abd Rabbu Mansur Hadi, condenó el ataque, diciendo que abrirá una investigación.

La embajada dijo a los ciudadanos estadounidenses que se esperaban más protestas contra la película y que el sábado cerraría sus servicios consulares.

"La embajada de EEUU en Saná informa a los ciudadanos de Estados Unidos de continuas manifestaciones en los alrededores de la embajada, y que la situación de seguridad en sigue siendo inestable", dijo la delegación en un comunicado colgado en su página web a última hora del jueves.

La embajada siempre está cerrada los jueves y viernes, que no son días laborables en Yemen.

La protesta yemení se produjo tras el ataque el martes por la noche al consulado estadounidense y a una casa de seguridad en Bengasi, Libia, en el que murieron el embajador y otros tres estadounidenses.

Los manifestantes culparon a Estados Unidos por la película, subida a YouTube con varios títulos, incluido "Innocence of Muslims".

Protestas en Embajadas de EU

PROTESTAS EN EGIPTO

Manifestantes egipcios molestos por una película que dicen insulta al profeta Mahoma lanzaron piedras el viernes contra una línea de policías que bloqueaba el acceso a la embajada de Estados Unidos en El Cairo, que fue atacada esta semana.

Policías antidisturbios lanzaron gases lacrimógenos y arrojaron de vuelta las piedras que les lanzaron los manifestantes. Un coche quemado fue volcado en medio de la calle que lleva a la fortificada embajada desde la plaza Tahrir.

La policía había pensado despejar la plaza el viernes antes de una protesta nacional convocada por los Hermanos Musulmanes, el grupo más influyente de Egipto que impulsó al presidente Mohamed Mursi al poder tras las populares protestas que derrocaron al dictador Hosni Mubarak y llevaron a las primeras elecciones democráticas en décadas.

Pero poco después de que despejaran la plaza, los manifestantes volvieron.

Las autoridades egipcias habían levantado un muro de grandes bloques de cemento para bloquear la ruta a la embajada.

"Ante la policía, fuimos atacados por Obama", gritó un manifestante, que culpó al presidente Barak Obama y al gobierno por insultar al profeta.

Una pancarta de los manifestantes decía: "Es obligación de todos los musulmanes y cristianos matar a Morris Sadek y Sam Bacile y a todo el que participó en la película".

Varios manifestantes portaban banderas verdes y negras con versos coránicos.

La multitud era muy heterogénea, algunos islamistas llevaban la tradicional galabiya y largas barbas pero otros eran jóvenes en camiseta y jeans.

DISPERSAN MANIFESTANTES EN SUDÁN

Las fuerzas de seguridad usaron el viernes a media tarde gases lacrimógenos para dispersar a unos 10,000 manifestantes que se acercaban de la embajada estadounidense en Jartum, después de haber atacado las de Alemania y de Gran Bretaña, observó un corresponsal de la AFP.

Desplegados masivamente, los agentes bloquearon la calle que llevaba a la embajada, mientras que los manifestantes gritaban "Dios es el más grande" y "Todo salvo el Profeta", para denunciar una película que consideran ofensiva para el profeta Mahomet. Unos enfrentamientos estallaron cuando trataron de acercarse a la embajada.

APR/ Con información de Reuters y AFP