El Programa Mundial de Alimentos (PMA) enviará 50,000 toneladas de harina de trigo al Líbano después de que la explosión de la semana pasada en el puerto de Beirut destruyera su único silo con todas las existencias privadas dentro, dijo el martes un informe de Naciones Unidas.

El reporte de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU dijo que la harina se enviaría "para estabilizar el suministro nacional y garantizar que no haya escasez de alimentos en el país".

Un reporte de Reuters el viernes mostró que el gobierno del Líbano no tenía reservas estratégicas de granos antes de la explosión y que todas las existencias privadas en el único silo de granos del país fueron destruidas.

Las reservas actuales de harina en el Líbano cubrirían las necesidades del mercado durante seis semanas, de acuerdo a estimaciones.

"Un envío inicial de 17,500 toneladas debe llegar a Beirut en los próximos 10 días para abastecer a las panaderías durante un mes", sostiene el informe.

El Líbano consume entre 35,000 y 40,000 toneladas de trigo al mes.

El informe de la ONU dijo que se esperaba que el puerto de Beirut permaneciera fuera de operaciones durante al menos un mes.