El hombre de California detrás de una película contra el Islam que provocó violentas protestas en el mundo musulmán fue detenido el viernes en una cárcel federal en el centro de Los Ángeles por posibles violaciones a los términos de su libertad bajo fianza, dijo un funcionario de la prisión.

Funcionarios federales, citando preocupaciones de seguridad, mantenían silencio sobre las condiciones de la detención de Nakoula Basseley Nakoula, incluido si estaba junto a la población general o si estaba aislado del resto de los reos.

"El está en el Centro de Detención Metropolitano", dijo Chris Burke, un portavoz de la Oficina Federal de Prisiones, agregando que la instalación alberga a 969 reos.

Nakoula ha sido descrito como el productor de una película de 13 minutos toscamente hecha que fue filmada en California y difundida por internet bajo varios títulos, incluido "Innocence of Muslims". Describe al profeta Mahoma como un idiota y un degenerado sexual.

El video inició una serie de protestas contra Estados Unidos en Egipto, Libia y otros países musulmanes durante las últimas dos semanas. La violencia coincidió con un ataque contra las instalaciones diplomáticas de Estados Unidos en Bengasi en el que murieron cuatro estadounidenses, incluido su embajador en Libia.

Nakoula, quien se ha mantenido fuera de la atención pública durante gran parte de las últimas dos semanas en medio de la ira provocada por la película, fue arrestado y se le ordenó ir a prisión el jueves por acusaciones de que violó los términos de su liberación de prisión en el 2011, luego de que fue hallado culpable de fraude bancario.

El abogado de Nakoula, Steve Seiden, citando amenazas realizadas contra los responsables de la película, había planteado sin éxito en la corte que poner a Nakoula en el Centro de Detención Metropolitano sería peligroso "debido a la gran cantidad de población musulmana allí".

Pero la magistrada Suzanne Segal falló que existen riesgos de que el cristiano copto, originario de Egipto, abandone el país y que haya "participado en un prolongado patrón de engaños".

Sus abogados rehusaron realizar comentarios el viernes a través de un portavoz sobre la detención de Nakoula, salvo decir que siguen preocupados por su seguridad.

En Pakistán, el ministro de Ferrocarriles, Ghulam Ahmad Bilour, ofreció 100,000 dólares la semana pasada a cualquiera que mate al responsable del video, aunque el despacho del primer ministro del país posteriormente se distanció de esa declaración.

EISS