La productividad de los trabajadores en Estados Unidos durante el cuarto trimestre sufrió su mayor contracción en casi 40 años, confirmaron el jueves datos oficiales, pero la tendencia se mantuvo sólida.

El Departamento del Trabajo dijo el jueves que la productividad no agrícola, que mide la producción por hora por trabajador, bajó a una tasa anualizada de 4.2% en el período octubre-diciembre, su contracción más aguda desde el segundo trimestre de 1981.

Economistas consultados por Reuters esperaban una lectura final de una contracción de 4.7 por ciento. Inicialmente se informó que la productividad se había reducido a una tasa de 4.8 por ciento.

En la comparación con el cuarto trimestre de 2019, la productividad aumentó a un ritmo de 2.4%, en vez de la tasa de 2.5% reportada el mes pasado.

Los costos por unidad laboral -el precio del trabajo por cada unidad de producción- repuntaron a una tasa de 6.0%, revisada desde 6.8 por ciento.