Los mandatarios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) suscribieron el miércoles 20 acuerdos, entre ellos el apoyo al tramo final del proceso de paz en Colombia, en el que aportarán hombres y conocimientos, y un encuentro para intercambiar información a fin de combatir al virus del Zika.

Entre los acuerdos, también consta la exigencia a EU de la devolución a Cuba de la base de Guantánamo, del cese inmediato del bloqueo comercial y económico a Cuba y del apoyo contra el terrorismo.

Al encuentro, que se prolongó por más de 12 horas, asistieron 22 mandatarios, tres vicepresidentes y ocho delegados de los 33 países que integran este foro regional, que surgió hace cuatro años, con el objetivo de buscar un organismo que permitiera su integración y unidad sin la injerencia de las potencias del norte.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa destacó en su discurso que siempre será mucho más lo que nos una que los que nos separa. Existe una coincidencia entre todos nosotros en los principios que defendemos, la primacía del derecho internacional (...) la defensa de los derechos humanos y la búsqueda del desarrollo humano sostenible .

Uno de los acuerdos concretos que logró este bloque fue el respaldo unánime al tramo final del proceso de paz en Colombia, para lo cual la Celac comprometió personas y conocimientos para verificar el cese al fuego.

Otro elemento destacado es la convocatoria para una reunión de ministros de Salud, con el fin de intercambiar información, conocimientos y estrategia para combatir al zika, que se propaga rápidamente por la región.

Además, acordaron ayudar a resolver los inconvenientes electorales en Haití, para lo cual la Celac decidió enviar una misión de cancilleres para verificar si sería oportuno algún esfuerzo adicional a los que realizan la OEA y la ONU.

Durante su participación en la sesión plenaria de la IV Cumbre de Celac, el presidente de México, Enrique Peña, reafirmó el compromiso de México contra la pobreza y la desigualdad, que tanto lastiman a nuestra región , dijo.

Explicó que en los últimos años, los países de América Latina y el Caribe alcanzaron un dinámico crecimiento económico, que permitió acelerar el desarrollo social, logrando uno de los mayores avances en el cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo del Milenio.

Aunque admitió que las sociedades aún enfrentan graves inequidades sociales.

Sin duda, tenemos que redoblar esfuerzos en la lucha contra el hambre, la pobreza y la desigualdad en toda la región, con objetivos claros y metas precisas para todos .

Indicó que, en el caso de México, se está trabajando para lograr un país incluyente, a partir de una mayor calidad de vida y más oportunidades de superación para la sociedad.

Con ese fin, dijo, se pusieron en marcha nuevas estrategias, como el programa social Cruzada Nacional contra el Hambre, que beneficia a más de 5.8 millones personas.