Belgrado.- El primer ministro conservador Aleksandar Vucic ganó el domingo las elecciones presidenciales de Serbia por un amplio margen, confirmando su dominio en el país balcánico.

Vucic, de 47 años, evitó una segunda vuelta al obtener un poco más del 55% de los votos; su rival más cercano, el candidato opositor y ex activista de derechos Sasa Jankovic, logró un 16.2%, según una proyección de la encuestadora Ipsos.

Vucic asumirá un cargo mayormente ceremonial a finales de mayo, pero se espera que retenga el poder a través de su control del gobernante Partido Progresista.

El resultado fue una humillación política para los criticados partidos de la oposición, que dicen que el gobierno de Vucic es cada vez más autocrático.

NOTICIA: EU transfiere dos detenidos de Guantánamo a Serbia

No se espera que cambie el equilibrio geopolítico de la ex república yugoslava entre la Unión Europea, a la que Vucic quiere que Serbia ingrese, y Rusia, con la que los serbios comparten la fe cristiana ortodoxa y la herencia eslava.

Pese al crecimiento económico y una mayor estabilidad fiscal, Serbia aún tiene altos índices de pobreza y corrupción. Pero para sus partidarios, Vucic es una mano firme en una región problemática.

"Voté por la estabilidad, hemos tenido suficientes guerras", dijo Bozica Ivanovic, un jubilado de 65 años. "Necesitamos más trabajos para los jóvenes y si nosotros podemos tener mayores jubilaciones y salarios, incluso mejor", añadió.

Como presidente, Vucic tendrá pocos poderes formales, entre ellos el derecho de enviar leyes de nuevo al Parlamento para su reconsideración. Pero se espera que designe a un aliado local como primer ministro e intente mantener un estrecho control sobre las políticas.

NOTICIA: Condena de Karadzic, día histórico para la justicia: ONU

mfh