México está gravemente preocupado ante el anuncio formulado el 1 de mayo por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente para redactar una nueva Constitución, dijo este miércoles la cancillería mexicana.

El anuncio profundiza el clima de desconfianza y la crisis política que prevalece en el país sudamericano, dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores de México en un comunicado.

"La Cancillería mexicana subraya que toda iniciativa encaminada a modificar el régimen constitucional de un estado democrático debe ser realizada por un órgano constituido por la vía del voto libre, secreto, efectivo y universal", dijo.

"Cualquier otra vía para modificar la Constitución constituiría un atentado contra la democracia y un grave retroceso en la región", agregó.

erp