Washington.- Congresistas estadunidenses señalaron hoy su preocupación por nuevas amenazas de atentados contra los Juegos Olímpicos de Invierno que comenzarán en la ciudad rusa de Sochi el 7 de febrero próximo.

"Yo no iría y creo que no enviaría a mi familia. Es un blanco en un área del mundo en donde se acaba de transmitir que van a hacer algo", señaló el senador independiente Angus King, del estado de Maine, a la cadena CNN.

Este domingo se dio a conocer un video en un sitio yihadista de internet, en el que dos militantes chechenos dijeron estar preparados para "entregar un regalo" al gobierno ruso y los turistas.

El grupo de los presuntos milicianos se adjudicó los ataques perpetrados en Volgogrado en diciembre de 2013, que reivindicó como " una venganza por la sangre musulmana derramada".

"Las amenazas son reales, ellos están básicamente llamando a atacar las olimpiadas. Creo que va a ver intentos por hacerlo", opinó Michael McCaul, presidente del Comité de Seguridad Interna en la Cámara de Representantes, citado por la cadena ABC.

McCaul, quien se encuentra en Rusia, dijo que el gobierno de ese país desplegará 100,000 oficiales de seguridad para levantar un "anillo de acero" en el aeropuerto de Sochi, el sistema ferroviario y las instalaciones olímpicas.

El republicano dijo que los miembros de la seguridad diplomática que custodian a la delegación estadunidense mantienen cooperación con las autoridades rusas, y al menos dos docenas de agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) están asignados a los juegos.

Agregó que en su visita, preguntó a las autoridades rusas sobre los planes de evacuación de emergencia que, dijo, "podrían ser mucho mejor, quiero presionar eso mientras estoy aquí.

En contraste Mike Rogers, presidente del Comité de Inteligencia de la cámara baja, dijo que el gobierno ruso "debe ser más cooperativo con los Estados Unidos cuando se trata de la seguridad de los juegos", al estimar que Washington no ha recibido toda la información que necesita.

nlb