La corte Suprema de Estados Unidos acordó permitir provisionalmente una versión limitada de la prohibición del presidente Donald Trump a viajeros procedentes de seis países de mayoría musulmana al revocar órdenes judiciales inferiores que bloquearon el decreto ejecutivo, una victoria para el mandatario en la mayor controversia legal de su Presidencia. La corte escuchará a las partes el próximo mes de octubre.

La Corte hizo en su escrito de 13 páginas una gran excepción al afirmar que el veto no puede ser implementado contra nacionales extranjeros que sostienen una relación de buena fe con una persona o una entidad en Estados Unidos .

La corte citó ejemplos de relaciones formales con entidades, entre ellas estudiantes aceptados en universidades estadounidenses y un trabajador que aceptó un empleo con una compañía en Estados Unidos.

De esta manera, el gobierno podrá imponer un veto por 90 días a personas provenientes de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, respetando las excepciones.

la corte suprema también permite la prohibición de 120 días para todos los refugiados, dado que no tienen una conexión con Estados Unidos.

Trump dijo la semana pasada que la prohibición surtiría efecto 72 horas después de que fuera resuelta por los tribunales.

Poco después de la decisión, Trump emitió un comunicado calificándola de una clara victoria para nuestra seguridad nacional . Dijo que le ayudará a defender su responsabilidad número uno de mantener a salvo a los estadounidenses.

El gobierno de Trump ha dicho que la prohibición era necesaria para permitir una revisión interna de los procedimientos de selección para solicitantes de visa de esos países.

Se trata de una batalla jurídica de gran trascendencia desde que Trump anunció la medida apenas una semana después de su llegada al poder. El presdiente considera la medida crucial para evitar la comisión de ataques terroristas en suelo estadounidense.

Los detractores aseguran que la medida dirigida específicamente contra los islámicos viola una ley federal y la Constitución, además, se debe al compromiso de campaña de trump de impedir a islámicos ingresar en Estados Unidos.