Kiev. El domingo, el Parlamento ucraniano, ahora dominado por los enemigos del presidente Viktor Yanukovich, tomó medidas audaces para reorganizar el gobierno, como despedir ministros, liberar a manifestantes, así como anunciar investigaciones y detenciones de ex funcionarios.

Por decreto, el Parlamento dio autoridad presidencial de manera interina al presidente del Parlamento, Oleksandr Turchynov, quien es uno de los líderes de la oposición.

Rápidamente, Turchynov dio malas noticias: la economía del país se tambalea y las reservas del país se han agotado. Los sistemas bancario, de pensiones y de moneda enfrentan inmensos problemas , aseguró, de acuerdo con la agencia RIA Novosti.

El ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, expresó que Moscú podría retrasar una compra prevista por 2 billones de dólares en eurobonos de Ucrania, hasta que Kiev forme un nuevo gobierno. En diciembre, Rusia había firmado un trato con el presidente Yanukovich que prometía un paquete de apoyo de 15 billones de dólares. El movimiento para la ayuda rusa, lejos de un acuerdo comercial con la Unión Europea, fue uno de los detonantes que iniciaron los tres meses de protestas en Kiev.

Los movimientos de ayer representaron las últimas facetas de un país convulsionado por las protestas desde que Yanukovich dio marcha atrás a un acuerdo comercial con la Unión Europea, hace tres meses, a cambio de ayuda económica rusa. Desde entonces, 88 personas han muerto en los enfrentamientos entre la policía antimotines y los manifestantes, que culminaron con la huida del mandatario de Kiev, luego de un voto parlamentario el sábado.

Sin embargo, aunque los manifestantes en Kiev celebraron su victoria sobre Yanukovich, hubo señales de problemas en algunas partes de Ucrania, donde todavía se inclinan más hacia Rusia que hacia Europa. En la península de Crimea, en el sur, los hombres reunieron voluntarios para unirse a las milicias que se oponen a los decretos anunciados en la capital.

En Kiev, el ministro y ex campeón de box, Vitali Klitschko, exhortó a miles de manifestantes a permanecer en orden en la Plaza de la Independencia, con el fin de proteger los avances conseguidos por la oposición. Klitschko también comentó que las milicias organizadas para defender las barricadas en la plaza deberían permanecer en las calles para garantizar la seguridad. No hay policía en las calles por ahora , comentó Klitschko a la prensa. La policía estará reorganizada y vamos a intentar hacer esto lo más rápido posible .

Una de las colaboradoras de Yanukovich indicó que el ex mandatario había abandonado la capital y que se había refugiado en su base de apoyo, en Járkov, en el Este de Ucrania.