Islamabad. LOS SERVICIOS de inteligencia de Pakistán arrestaron a un mayor del Ejército que fue enlistado por la CIA para observar los movimientos del complejo donde fue asesinado el líder de Al-Qaeda, así como entre 30 y 40 paquistaníes más, confirmaron funcionarios del gobierno.

En Abbottabad, vecinos identificaron al mayor como el doctor Amir Aziz, quien llevaba varios años viviendo a escasos pasos de la que fuera la casa de Bin Laden.

En Washington, un funcionario occidental confirmó un reporte de The New York Times del martes, en el que un número indeterminado de informantes paquistaníes, que proporcionaron información a la CIA antes de la redada del 2 de mayo, habían sido arrestados por la agencia de espionaje militar de aquel país.

En Islamabad y Washington, diversos funcionarios hablaron bajo la condición de que se guardara su anonimato para poder comentar libremente sobre temas sensibles de inteligencia. Un vocero de la agencia de inteligencia paquistaní declinó hacer algún comentario.

Las relaciones entre EU y Pakistán se han deteriorado. El arresto de los informantes constituye la más reciente evidencia de una relación bilateral fracturada, según reconoció Washington.