Naciones Unidas, EU. Los países que conforman el pacto de defensa interamericano TIAR decidieron por 16 votos a favor activar el tratado con el objetivo de “actuar colectivamente” en la crisis de Venezuela, informó el ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Holmes.

Holmes indicó que en la reunión de cancilleres, “actuando como Órgano de Consulta del TIAR, se discutió la resolución y (...) fue aprobada con 16 votos a favor, uno en contra, una abstención y una ausencia”.

Holmes Trujillo expresó que la resolución concluyó lo siguiente: “Se decide identificar a personas relacionadas con el régimen de Nicolás Maduro involucradas en lavado de activos: todas las medidas para perseguir, capturar, extraditar y sancionar a los responsables. También congelar sus activos en todos los territorios de países del TIAR”.

Destacó que “la crisis en Venezuela es por la sistemática violación de los derechos humanos y la convivencia de Maduro con organizaciones terroristas”.

Uruguay votó en contra, Trinidad y Tobago se abstuvo y Cuba estuvo ausente.

El encuentro, celebrado en Nueva York, se produjo en medio de la pugna entre el gobierno de Nicolás Maduro y el líder del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela y considerado como tal por la Organización de Estados Americanos (OEA).

El canciller de Colombia explicó que este instrumento va a permitir “identificar y designar a personas y entidades del régimen de Nicolás Maduro involucradas en redes de delincuencia”. No se descartan actividades militares.

México no participa en el TIAR

El tratado lo integran Argentina, Bahamas, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Trinidad y Tobago, Estados Unidos, Uruguay y Venezuela, además de Cuba.

Cuba no participa en el mecanismo, pero nunca se retiró del pacto y en esta reunión Venezuela estuvo representada por delegados de Guaidó, ya que la cita había sido convocada en el seno de la OEA, organización que lo reconoce como presidente interino.

Según un alto funcionario del Departamento de Estado, el TIAR es un mecanismo muy útil de presión económica y para imponer sanciones que EU desea apliquen más países contra Venezuela.

“Hay un gran número de países en el hemisferio que no tienen muchas bases legales en sus leyes internas para la imposición de este tipo de sanciones, de las cuales estamos hablando”, dijo el diplomático antes del anuncio.

Julio Borges, el encargado de las Relaciones Exteriores de Guaidó, explicó con que este paso se conforma en la región una unidad de investigación e inteligencia contra la corrupción, el blanqueo de capitales y las violaciones a los derechos humanos. “Es una decisión vinculante para toda la región”, agregó, en donde todos los países actuarán en grupo.