Managua. Desafiando el recrudecimiento de la violencia en las calles de Nicaragua, miles de opositores marcharon este jueves por las calles de Managua y otras ciudades del país con el lema “Juntos somos un volcán” para exigir la renuncia del presidente Daniel Ortega y presionar para que se realicen elecciones anticipadas.

No se reportaron incidentes violentos durante la marcha, a pesar de una amplia presencia de policías, sobre todo a la salida de Masaya que ha sido escenario de represión y ataques de paramilitares, de acuerdo con reportes de la prensa nicaragüense.

Esta marcha es la primera de las tres protestas sociales programadas para estos días para exigir las renuncias inmediatas de Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, así como para que se investigue cada uno de los 351 asesinatos en la represión de las manifestaciones y se enjuicie a los responsables.

Las protestas masivas concluirán el próximo sábado, cuando está prevista una caravana de automóviles que portarán la bandera nacional a través de ciudades y poblados nicaragüenses.  Entre los estudiantes cunde la idea de prolongar el paro para convertirlo en una protesta indefinida. El paro nacional es visto por la población de Nicaragua como un arma afectiva contra los gobernantes que identifican como “dictadores”, ya que una protesta similar que duró más de un mes ayudó a la caída del dictador Anastasio Somoza Debayle, en 1979.

Fuerzas

Para contrarrestar a la oposición, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, encabezará hoy el histórico repliegue, que conmemora una gesta guerrillera previa al triunfo de la revolución de 1979, la caravana llega hasta el barrio Monimbó de Masaya, 30 kilómetros al sur de Managua, que desde abril está sitiado por barricadas hechas por manifestantes que piden su renuncia.

La rebeldía de este barrio ha obligado al gobierno a posponer la reedición del repliegue, cuya realización este viernes despertó temores de que se puedan registrar enfrentamientos, según organizaciones de derechos humanos.

Sin embargo, no se precisó cual será la ruta que use el mandatario en el repliegue.