El presidente Barack Obama presentará al Congreso de Estados Unidos un plan de ayuda de 1,000 millones de dólares para que países de Centroamérica inviertan en programas de seguridad, gobernanza y desarrollo económico, reveló hoy el vicepresidente Joe Biden.

En un editorial publicado en el diario The New York Times, Biden expresó que la solicitud de Obama será hecha este lunes al Congreso, y que el monto del plan es casi tres veces más de lo que Estados Unidos ha provisto en general para Guatemala, El Salvador y Honduras.

Los recursos son para ayudar a los líderes centroamericanos a hacer las difíciles reformas e inversiones requeridas para abordar los retos combinados de seguridad, gobernanza y economía , manifestó el vicepresidente.

Juntos, podemos ayudar a Centroamérica a convertirse en la personificación del notable progreso del Hemisferio Occidental, en vez de su excepción , apuntó el texto.

Explicó que el elevado número de niños migrantes de Centroamérica que durante el verano pasado llegaron sin compañía a Estados Unidos fue un recordatorio de la manera en que la seguridad y la prosperidad de los países de esa región están ligadas al destino de Estados Unidos.

En la siguiente década, seis millones de centroamericanos entrarán al mercado laboral, y si no encuentran empleos suficientes, todo el Hemisferio Occidental sentirá las consecuencias, consideró Biden.

Señaló que Estados Unidos puede ayudar a estabilizar vecindarios mediante policías basadas en la comunidad, y a erradicar las redes del crimen trasnacional que han convertido a Centroamérica en un hervidero de contrabando de drogas, tráfico humano y crimen financiero .

Biden prometió también invertir en un sistema de cortes, adjudicación de contratos y recaudación de impuestos, debido a que estas actividades no son percibidas como transparentes y justas. Este esfuerzo ayudará a atraer inversiones privadas, añadió.

Estados Unidos contribuiría igualmente a que El Salvador, Guatemala y Honduras crearan reglas y regulaciones claras, protecciones para inversionistas, cortes confiables y justas, programas para terminar con la corrupción y mayor protección a la propiedad intelectual.

El vicepresidente sostuvo que la iniciativa estaría inspirada en el Plan Colombia, que fue enfocado a combatir el tráfico de drogas, la pobreza y la corrupción institucional que, junto con la insurgencia armada, amenazaban con convertir a Colombia en un Estados fallido .

rarl