Kuala Lumpur. Tratando de tranquilizar a un EU nervioso por la posibilidad de que los extremistas busquen replicar los ataques de París en suelo norteamericano, el presidente Barack Obama dijo el domingo que el grupo Estado Islámico no puede dar un golpe mortal contra la Unión Americana y advirtió que reaccionar exageradamente a los ataques de París sería caer en el juego de los milicianos. Vamos a destruir esta organización terrorista , prometió.

No sucumbiremos al miedo , dijo. La herramienta más poderosa que tenemos para luchar contra el ISIS es decir que no tenemos miedo, no hay que elevarlos, ni creer de alguna manera su fantasía de que están haciendo algo importante , dijo Obama, usando un acrónimo de la organización terrorista.

Desde que varios milicianos del Estado Islámico mataron a 130 personas en Francia, hace nueve días, la estrategia de Obama ha sido objeto de cuestionamientos repetidos. Desestimó la capacidad real del grupo al afirmar: Son un grupo de asesinos con buenos medios de difusión social .

Obama presionó también al presidente ruso, Vladimir Putin, para que se alinee con la coalición que lidera EU, y recordó que el grupo ha sido acusado de derribar un avión de pasajeros de una aerolínea rusa estrellado, el mes pasado, en el que murieron 224 personas.

Tiene que perseguir a la gente que mató a ciudadanos rusos , dijo Obama sobre Putin. Aunque Rusia ha redoblado sus ataques aéreos en Siria, Obama afirma que Moscú se ha centrado en rebeldes moderados que luchan contra el presidente sirio Bashar al-Assad, aliado de Rusia. Obama pidió a Rusia que haga un ajuste estratégico y retire su apoyo a Assad, insistiendo en que la violencia en Siria no puede detenerse mientras Assad esté en el cargo.

Por otro lado centenares de efectivos patrullaban Bruselas y las autoridades buscaban a uno o más extremistas, el gobierno belga decidió el domingo mantener a la capital en máximo estado de alerta antes del inicio de la semana laboral para impedir ataques similares a los ocurridos en París.

Al mencionar una amenaza grave e inminente , el primer ministro Charles Michel anunció la cancelación de clases para las escuelas y universidades de Bruselas, en tanto que el metro continuará cerrado, lo que impedirá el regreso a la normalidad en la ciudad sede de las principales instituciones de la Unión Europea.

Mientras Bruselas era mantenida en el más alto de los cuatro niveles de alerta, el resto del país permanecía en alerta categoría tres, lo que implica que un atentado es posible y probable .

La fiscalía de Bélgica anunció que en las redadas en el centro de Bruselas se detuvo a 16 personas posiblemente vinculadas a los ataques en París, pero señaló que Salah Abdeslam, el principal fugitivo tras los atentados, no estaba entre ellos. El fiscal federal Eric Van Der Sypt dijo que ningún arma de fuego ni explosivos fueron descubiertos durante las 22 redadas.

Varios de los que participaron en los ataques de París habían vivido en Bruselas, como Abdelhamid Abaaoud, el autor intelectual de esas acciones y que murió el miércoles durante una operación de la policía francesa.

El presidente francés Francois Hollande tiene previsto reunirse el lunes en París con el primer ministro británico David Cameron, viajará a Washington y Moscú más adelante en la semana para impulsar una coalición internacional más fuerte contra el grupo extremista.