Washington. El presidente estadounidense Barack Obama envió al Congreso un pedido de 1,900 millones de dólares para combatir el virus del Zika en Latinoamérica y Estados Unidos.

Obama pidió además flexibilidad para usar una porción limitada de fondos restantes del paquete del 2014 de lucha contra el ébola para combatir el zika, que ha sido vinculado con un devastador defecto congénito. Líderes republicanos en la Cámara Baja le dijeron la semana pasada a la Casa Blanca que la forma más rápida de obtener fondos para el zika sería usar parte de los, aproximadamente, 2,700 millones de dólares no usados para el ébola.

Mientras tanto, un equipo de 16 especialistas estadounidenses comenzó a trabajar en un estudio dirigido a determinar si el virus del Zika realmente causa que bebés nazcan con el defecto conocido como microcefalia, como se sospecha en Brasil.

Se desconoce cuánto tiempo tardará la difusión de los resultados, pero la epidemióloga Erin Staples, que encabeza al contingente de los CDC en Paraíba, dijo que los parciales podrían salir durante la fase de compilación de datos, dentro de un mes.