Ginebra. Gracias a una inyección de efectivo generada por una campaña en redes sociales, el Programa Mundial de Alimentos de la ONU reanudó un programa de cupones de alimentos para más de 1.7 millones de refugiados sirios, informó la agencia el martes.

A principios de diciembre, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) suspendió los vales electrónicos de comida para refugiados sirios que huyeron a Jordania, Líbano, Turquía, Irak y Egipto. La medida provocó pánico entre los refugiados, amenazaba con causar hambruna entre miles de familias y aumentaría la presión en los ya agobiados países que los recibieron. El martes la agencia informó que el programa de vales estaba vigente nuevamente gracias a una inusual campaña en redes sociales para recibir aportaciones de un dólar por parte de 64 millones de personas en todo el mundo.

El programa ofrece vales electrónicos a los refugiados sirios para que compren alimentos en tiendas locales. El PMA ha alimentado a millones de desplazados dentro de Siria y a quienes abandonaron el país desde que comenzó la crisis en marzo del 2011.