Puerto Príncipe. El nuevo primer ministro de Haití, Ariel Henry, asumió oficialmente el martes el cargo de un país al borde del caos, prometiendo restablecer el orden y organizar las elecciones exigidas por la población y la comunidad internacional.

El exneurocirujano de 71 años es el séptimo y último primer ministro designado por el presidente Jovenel Moïse, quien fue asesinado por un comando armado el 7 de julio.

"Una de mis tareas prioritarias será devolverle a la población la certeza de que haremos todo lo posible para restablecer el orden y la seguridad", declaró el nuevo líder.

La ceremonia de instalación de su gobierno en Puerto Príncipe estuvo precedida por un solemne homenaje al presidente Moïse.

Nuevo gabinete

El nuevo gobierno, cuya composición fue publicada este lunes en el Diario Oficial de la República de Haití, está integrado por 18 ministros, entre ellos cinco mujeres.

Además del cargo de primer ministro, Ariel Henry asumirá el de ministro de Asuntos Sociales y Trabajo.

Claude Joseph, quien fue primer ministro en funciones tras el asesinato del presidente y luego mostró inclinaciones por retener el poder, mantuvo la jefatura del ministerio de Relaciones Exteriores y de Cultos.

El enfrentamiento entre Joseph y Henry por asumir el liderazgo del Ejecutivo finalmente llegó a su fin durante el fin de semana, luego de la presión ejercida por embajadores de diferentes países, entre ellos Francia y Estados Unidos, así como por emisarios de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos y la Organización de Naciones Unidas.

Haití no cuenta con un parlamento en funciones y ya estaba sumido en una profunda crisis política y de seguridad cuando Moïse fue asesinado.