El lunes, el presidente Donald Trump suavizó su demanda de financiar de manera inmediata la construcción del muro. Se lo dijo a un pequeño grupo de periodistas conservadores, con tal de recibir luz verde en el presupuesto. Trump comentó que trasladaría la decisión de la construcción al mes de septiembre.

Sin embargo, un desafiante Trump insistió en que la pared va a ser construida .

Durante una reunión con agricultores en la Casa Blanca, el presidente defendió el trabajo de su administración en el tema de seguridad fronteriza al señalar que los cruces fronterizos ilegales han bajado más de 70% en el último año.

Cuando los periodistas le preguntaron sobre la fecha en la que se construirá el muro, Trump dijo: Pronto .

Ya estamos preparándolo. Estamos haciendo planes, especificaciones, estamos haciendo mucho trabajo sobre el muro, y la pared va a ser construida , añadió.

En el momento en que un periodista lo interrogó sobre si el muro se construirá durante su primer mandato, Trump expresó: Sí, tenemos un montón de tiempo. Tenemos un montón de tiempo .

Los líderes republicanos presentaron la nueva oferta el martes por la tarde, y si bien pidieron eliminar el rubro del muro, insistieron en incrementar el presupuesto en seguridad fronteriza y gastos de defensa, incluyendo dinero para reparar las cercas que ya existen y para comprar nuevas tecnologías de vigilancia con el objetivo de patrullar la frontera de casi 2,000 millas.

Ted Cruz, senador republicano por Texas, tuiteó que la cantidad de dinero que las autoridades estadounidenses le decomisen sea utilizado para la construcción del muro.

Ciudades santuario

Un juez federal de San Francisco bloqueó el martes el decreto del gobierno del presidente Donald Trump que recortaría financiamiento a comunidades que limiten su cooperación con las autoridades de inmigración, ya que afirmó el mandatario no cuenta con la autoridad para añadir nuevas condiciones al gasto federal.

El juez William Orrick emitió el fallo temporal a raíz de una demanda sobre el decreto de Trump contra las llamadas ciudades santuario. La decisión será vigente mientras la demanda es dirimida en la corte.

El gobierno federal y dos gobiernos locales de California que entablaron demandas contra el decreto discreparon sobre el alcance de la orden ejecutiva.

Trump se ha topado con varios bloqueos judiciales en órdenes ejecutivas que asimilan sus rasgos de tipo social.