México se comprometió a ampliar sus objetivos en materia de lucha contra el calentamiento global para el año 2022 tras una visita del asesor presidencial en clima de Estados Unidos, John Kerry, dijo el martes el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Kerry se reunió el lunes en México con autoridades mexicanas antes de la próxima Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) en Glasgow, Escocia, a la que no se espera que asistan ni el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ni Ebrard.

El canciller, en la conferencia de prensa diaria del mandatario, informó que México reiterará sus objetivos climáticos establecidos en la COP26, pero agregó que López Obrador había acordado ampliarlos para 2022.

"Insisto en no fijar objetivos que correspondan a otros gobiernos, sino a partir de ahora aumentar nuestra meta, nuestro compromiso como país, y tratar de acelerar el paso", dijo Ebrard a los periodistas, sin ofrecer más detalles.

Para 2030, México se ha comprometido a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 22%. La segunda economía de América Latina también participa en una iniciativa mundial para reducir las emisiones de metano.

Estados Unidos y México trabajarán juntos para acelerar el objetivo de reducir las emisiones, agregó Ebrard, y añadió que la exploración de opciones para la financiación de la "economía verde" también sería una prioridad.

México, el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero de América Latina, se ha enfrentado a críticas por sus políticas actuales.

López Obrador ha promovido su programa de plantación de árboles como uno de los "proyectos de reforestación más importantes del mundo", que dijo ayudará a abordar las emisiones de carbono, junto con los esfuerzos para revitalizar los proyectos hidroeléctricos.

kg