Entrevista. Martha Bárcena, embajadora de méxico en EU

Estados Unidos ve el tema de la migración como un problema de seguridad nacional y construye una narrativa de crisis, y México lo ve como un fenómeno social; la prioridad de México es el respeto de los derechos humanos, comentó la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, en el seminario organizado de manera conjunta por Globalitika y El Economista.

Miembro del Servicio Exterior Mexicano desde 1979, Bárcena indicó que la comunidad mexicana en EU ha sido de las más vulnerables durante la crisis sanitaria del Covid-19: ha sufrido “muchísimos contagios, muchísimas muertes, más de 2,500 mexicanos han muerto por covid, que sepamos. Al mismo tiempo, son trabajadores esenciales en los sectores agrícolas, en las plantas empacadoras de carne, en los supermercados, en las empresas como Amazon cumpliendo funciones de repartidores. Entre los DACA teníamos más de 29,000 trabajadores en la primera línea en el sector sanitario, doctores, enfermeras y trabajadores en general”.  En este entorno complejo, la diplomática acusa que “esta comunidad convive con el discurso xenófobo que tuvo su peor expresión en el ataque de El Paso (en referencia al ocurrido en agosto del 2019 donde perdieron la vida ocho personas de origen mexicano). En el manifiesto escrito por (Patrick) Crusius autor del crimen, se pudo leer: “Antes, los mexicanos venían a hacer trabajos de jardinería y agricultura, ahora están más preparados y compiten conmigo”. Eso me parece terrible”, comenta Martha Bárcena.

María José Urzúa (internacionalista), Luis Miguel González (director editorial de El Economista) y Jorge Schiavon (académico del CIDE y miembro del consejo editorial de Globalitika) comentaron la ponencia de la embajadora Bárcena: “Estado de las relaciones bilaterales México-Estados Unidos y persectivas de futuro”.

México, no aparece en la campaña

Contrario a lo ocurrido hace cuatro años, cuando México fue utilizado por Donald Trump como piñata para animar su campaña, en lo que va de la actual, México no ha aparecido. Una bendición, pero a la vez un problema.

En este tema, la embajadora Bárcena indicó que “México no aparece en la campaña, y yo diría que no es gratuito. Lo hemos trabajado mucho. A todos los niveles: Congreso, Casa Blanca, Departamento de Estado, con el objetivo de solucionar los temas para que los pequeños fuegos en la pradera no se vuelvan un incendio”. Al matizar sobre el contenido de la campaña, la embajadora comentó que “en las campañas (electorales) casi nunca se discuten las relaciones positivas con el exterior, se discuten las relaciones con países con los que se tienen problemas”.

Hace cuatro años, el tema migratorio ocupaba la parte alta de la agenda electoral, ahora, indica la embajadora, ocupa “el lugar nueve” según las encuestas.

Seguridad

“Lo que Estados Unidos ve un problema como seguridad nacional nosotros lo vemos como un problema de seguridad pública”, comenta Martha Bárcena quien también ha ocupado las embajadas de México en Turquía, Dinamarca e Islandia.

El presidente “AMLO ha estado centrado en la seguridad pública donde no privilegia la detención de los grandes capos, porque sabemos que no cambia nada, pero al mismo tiempo sabemos que no podemos permitirnos el no tomar acciones que no reduzcan la violencia. Tenemos que reducir el impacto de las organizaciones criminales. Por eso hemos estado insistiendo mucho en que hay que cortar el dinero ilegal, congelar las cuentas, y el número de cuentas que se han congelado en dos años ha sido muy superior a lo que se había hecho en años anteriores y sí ha afectado a las organizaciones del crimen organizado”, indicó la embajadora.

Comercio bilateral

Tras 25 años del TLCAN el comercio bilateral casi se ha cuadruplicado; los niveles han llegado a los 600,000 millones de dólares, comentó la embajadora. Pese a lo anterior,  “si siguen los debates de política exterior a través de tanques de pensamiento en EU, no señalan que la relación más importante de Estados Unidos, o entre las dos más importantes, sea con México”. Entre las razones, quizá, se encuentra el hecho de que “hemos pasado a formar parte de la agenda doméstica”.

Para dimensionar la importancia, indicó que “el comercio entre EU y Brasil ascendió a 70,000 millones de dólares y el comercio entre Reino Unido y China fue menor al comercio entre México y Michigan. El comercio con Texas representa 216,000 millones de dólares. Con California 79,000 millones y con Michigan, en el 2018 fue de 69,000 millones de dólares”.

Frontera

Otra dimensión, y no menos clara que la anterior: “si los 10 estados fronterizos, seis mexicanos y cuatro de EU, fueran un estado independiente, representaría la tercera economía del mundo”, comenta Bárcena.

Mañana presentaremos la segunda parte del seminario con la participación de los analistas invitados.

geopolitica@eleconomista.mx