Ante la decisión del gobierno de Donald Trump de cancelar el programa DACA, el subsecretario para América del Norte, Carlos Sada, precisó que las autoridades mexicanas trabajan para brindar protección jurídica a los dreamers ya que 80% de los inscritos son de origen mexicano.

Lo que preocupa al gobierno de México es que comience una cacería de brujas contra los beneficiados por el programa, la embajada y la red consular de México garantizarán la protección y asistencia legal a dreamers, aseguró.

El subsecretario opinó que el fin del DACA no tiene nada que ver con las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte ya que era un tema que Trump venía manejando desde su campaña a la presidencia.

Por otro lado, el embajador de México en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez Fernández, se reunió con la secretaria interina de Seguridad Interna de los Estados Unidos, Elaine Duke, para promover una legislación que otorgue una condición migratoria permanente a los beneficiarios DACA, respetando el marco legal estadounidense.

Muro fronterizo

Los estragos que causó el huracán Harvey en el estado de Texas podrían retrasar la construcción del muro fronterizo entre Estados Unidos y México ya que la reconstrucción de varias zonas que siguen bajo el agua requerirá de decenas de miles de millones de dólares.

Para levantar el muro fronterizo la Casa Blanca pidió 1,600 millones de dólares. (AP)