En el 26to aniversario de la independencia ucraniana de Moscú, el secretario estadounidense de Defensa, Jim Mattis, criticó con dureza a Rusia tachándola de amenaza internacional y dijo que el gobierno de Donald Trump no aceptará la anexión de la región ucraniana de Crimea.

Tras asistir a un colorido desfile del Día de la Independencia, Mattis se reunió con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko. Es el primer jefe del Pentágono que visita Ucrania en una década.

No lo duden , dijo Mattis en una rueda de prensa con Poroshenko. Estados Unidos se alza con Ucrania .

El secretario añadió que Washington no acepta ni aceptará la anexión rusa de Crimea, una acción del 2014 que se vio seguida por la intervención militar rusa en apoyo de separatistas en el este de Ucrania.

A pesar de la negación de Rusia, sabemos que intentan redibujar las fronteras internacionales por la fuerza , afirmó Mattis, una ambición de Moscú que, según dijo, socava a las naciones soberanas europeas.

Un periodista le preguntó si está de acuerdo con la opinión del gobierno de Obama de que vender armas letales de defensa a Ucrania podría provocar a Moscú, Mattis respondió: Las armas defensivas no son provocadoras a menos que uno sea un agresor .

El secretario declinó aclarar qué recomendaría a la Casa Blanca en la cuestión de las armas.

Aunque Mattis no lo dijo, se sabe que el Pentágono y el depatamento de Defensa han recomendado seguir adelante con transferencias de armas defensivas a Ucrania.